Inicio Economía PP y Vox critican unos Presupuestos «imprudentes»

PP y Vox critican unos Presupuestos «imprudentes»




Los Presupuestos para 2022, presentados este miércoles, son para el PP, «imprudentes, electoralistas e irresponsables», y corroboran que «el Gobierno de Sánchez es el mayor obstáculo que tiene España para la recuperación económica y para la creación de empleo», según ha denunciado la portavoz del partido en el Congreso, Cuca Gamarra.

«Cuando vemos estos Presupuestos vemos derroche, deuda pública, más impuestos y concesiones a los independentistas», ha añadido Gamarra, que cree además que traerán «más impuestos, más deuda y más déficit público», especialmente después de que el FMI rebajara las previsiones de crecimiento para España.

Las desiguales partidas para Madrid y Cataluña son, a juicio de la portavoz, el resultado de un «proyecto personalista de Sánchez dispuesto a desequilibrios con tal de ganar votos que le permitan quedarse en Moncloa».

Vox bautiza las cuentas como «los Presupuestos de la ruina»

Para Vox, estos son los «Presupuestos de la ruina», según ha criticado el portavoz de la formación en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros. En declaraciones a los medios en la Cámara Baja ha explicado que las cuentas dejan «poco margen» para mejorar la situación económica porque están «basados en la mentira», ya que el crecimiento sobre el que se proyectan es menor -prácticamente la mitad, según Vox- del que se logrará.

El partido de Santiago Abascal ha denunciado además que «las comunidades como Cataluña están siendo premiadas» y «comunidades como Madrid donde partidos como Vox o el PP están más fuertes están siendo castigadas en términos relativos».

Ven además «concesiones a nacionalistas, por pasiva», como la transferencia de la base común a la Seguridad Social, en la que las comunidades con regímenes forales «no contribuyen de igual manera». Según Espinosa de los Monteros, el conjunto de los españoles «están subvencionando la seguridad social y las pensiones» de País Vasco y Navarra con «36.000» millones de euros.

Acusa a Sánchez de marcar un «récord de gasto público como medida electoralista» o provocar una «extracción de rentas de los padres a favor de los hijos» con los 210 millones del bono cultural, que a su juicio «pretende compensar la falta de voto joven del PSOE», ya que ven a este segmento de edad «mucho más cerca» de posiciones como las de Vox.

El Gobierno ya ha dado por imposibles las negociaciones con estos partidos y ve en PNV y ERC sus «interlocutores prioritarios». La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, se ha mostrado convencida de que las cuentas «acabarán en el BOE antes del 31 de diciembre con las aportaciones de aquellos que quieren favorecer a una política útil». «Aquellos que se autoexcluyen tendrán poco que aportar», ha añadido, en alusión al PP, Vox y Ciudadanos.

Montero tiende la mano a quienes «quieran hacer política útil» para la negociación de los Presupuestos – Ver ahora

Junts: «No daremos nuestros votos a cambio de nada o de muy poco»

JuntsxCat mantiene una postura cauta respecto a su posible apoyo a las cuentas. «No daremos nuestros votos a cambio de nada o de muy poco», ha afirmado la portavoz de la formación en el Congreso, Míriam Nogueras, quien ha dejado la puerta abierta a negociar si el Gobierno les llama.

Según Nogueras, «al Gobierno no le ha interesado hasta ahora negociar con la parte más exigente del catalanismo» y ha evitado concretar cuáles serían sus condiciones para apoyar los Presupuestos. 

La portavoz ha aprovechado para lanzar un dardo a ERC, a la que se ha dirigido al advertir que «negociar por separado es perpetuar el inmovilismo y la comodidad del PSOE». «Plegarnos a las condiciones del PSOE, y aceptar y aplaudir migajas, o aceptar y aplaudir cada vez que nos tiran una galletita no es ser útil para Cataluña», ha criticado.

También ha mostrado una cautela el portavoz del PDeCAT, Ferran Bel, que ha descartado presentar una enmienda de la totalidad. «Queremos negociar, vamos a ser exigentes, pero no intransigentes. Si llegamos a un acuerdo podríamos apoyarlos», ha asegurado desde el Hemiciclo.

La CUP no negociará los Presupuestos con el Gobierno

También desde el ámbito independentista, la CUP se ha descartado de la negociación de las cuentas públicas entre otras cuestiones porque el presidente del Gobierno sigue rechazando la celebración de un referéndum de autodeterminación en Cataluña.

En rueda de prensa, Vehí se ha referido así a las palabras pronunciadas horas antes por Sánchez en la sesión de control al Gobierno, donde el presidente ha vuelto a rechazar la celebración de referendos «binarios» como los de autodeterminación que, según ha remarcado, no tienen cabida en la Constitución.

La independentista catalana ha señalado que esta es una de las razones por las que la CUP considera que «no tiene mucho sentido» sentarse a hablar con el Gobierno para negociar las cuentas públicas para el próximo ejercicio. «Al otro lado no hay nadie que quiera escuchar», ha dicho.

Publicidad