Precarias hasta en la jubilación

Una mujer trabajará de media a lo largo de su vida 9.555,5 días, tendrá 2,2 hijos y vivirá un promedio de 85,1 años. Más allá de lo absurda que pueda resultar esta retahíla de cifras decimales de los diferentes institutos estadísticos, la realidad que nos dibuja habla directamente del contexto social en el que las mujeres se desarrollan a nivel personal y laboral.

Un contexto en el cual todavía cobran un 35% menos que los hombres, acceden a trabajos más precarios y realizan el 70% del trabajo doméstico no remunerado de los hogares. Un contexto que, evidentemente, también tiene su traducción en las pensiones. Y más incluso cuando hablamos de pensiones de jubilación, que están estrictamente relacionadas con la vida laboral.

Los datos de la Agencia Tributaria revelan que casi 5.000 euros separan la pensión anual media de los hombres respecto a la de las mujeres, que en 2015 era de 10.900 euros. Pese a que la distancia entre ambas se ha reducido levemente a lo largo del tiempo, todavía existe una diferencia notable entre el importe medio de la pensión femenina y la masculina.

Que cada vez haya más proporción de mujeres en el mercado laboral y que estas cada vez trabajen durante más tiempo no consigue compensar, todavía, el desajuste de género en los subsidios. Y así, es justo en la jubilación donde la distancia se hace mayor: según los últimos datos de julio de 2017 del Ministerio de Empleo ellos cobran un 57% más que ellas.

Los datos representados hacen referencia al período después de la crisis. Aún así, no debería existir una relación directa entre la brecha de genero de las jubilaciones y esta recesión ya que el importe de la pensión de jubilación se calcula en base al sueldo de los últimos 25 años de cotización.

Las mujeres trabajan 45 minutos más al día que los hombres

Es decir, que mientras ellas cobran de media 781 euros mensuales, ellos reciben 1.203 al jubilarse. Una diferencia que no habla de cuánto trabajan las mujeres, sino de si el trabajo que desarrollan está remunerado o no. Las mujeres trabajan mucho, y, según la encuesta del Empleo del Tiempo del INE, más que los hombres.

Las 11 horas y 12 minutos diarios que dedican las mujeres al trabajo, ya sea remunerado o no, excede por 45 minutos al tiempo que dedican los hombres. El 39% de su tiempo, sin embargo, pasa inadvertido a ojos de la economía. El tiempo dedicado a este tipo de tareas queda invisibilizado en el ámbito doméstico.

La jubilación media de los hombres es 500 euros mensuales más elevada que la de las mujeres

Loading...