Inicio Economía Presupuestos | Montero sitúa al PNV y ERC como «prioritarios»

Presupuestos | Montero sitúa al PNV y ERC como «prioritarios»




La ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero, ha situado este lunes al PNV y a ERC como “interlocutores prioritarios” en la negociación de los Presupuestos para 2022, que llegan este miércoles al Congreso de los Diputados tras su aprobación por el Consejo de Ministros, al tiempo que ha criticado que los partidos de la derecha, “con el PP a la cabeza”, se “autodescarten” de las conversaciones.

“El Gobierno tiende la mano a todos los grupos que quieran debatir y dialogar”, ha señalado la ministra en una entrevista en La Hora de la 1 de TVE, donde ha confirmado que la llegada de las cuentas públicas a la Cámara Baja dará comienzo a “una ronda (de contactos) un poco más detallada”. «Se trata de concitar las mayores alianzas posibles», ha insistido.

En este sentido, ha situado al PNV y a ERC como «interlocutores prioritarios» del Gobierno, si bien ha dicho que algunas peticiones de los republicanos, como el traspaso de las competencias de los servicios ferroviarios de cercanías Rodalies a la Generalitat, no serán el objeto central de la negociación. «La aspiración del Gobierno de Cataluña es cierta y tenemos que ir dando pasos, pero ahora no hablo de esto», ha apuntado.

Asegura que el PP, Vox y Cs «se autodescartan» de la negociación

La ministra se ha mostrado muy crítica con el PP, Vox y Ciudadanos por su rechazo a las cuentas públicas el mismo día de su presentación. «Solo se autodescartan (de las conversaciones), como viene siendo habitual, los partidos de la derecha, con el PP a la cabeza, Vox y Ciudadanos (Cs)», ha recalcado Montero.

Con respecto a las críticas del PP a la situación económica, Montero ha asegurado que se trata del «mantra permanente de la derecha respecto a la gestión económica»; no obstante, a su juicio, «el Gobierno viene demostrando que hay una forma distinta de salir de la crisis». «Ahí están los datos, un mayor empleo del que dejó el señor Rajoy», ha dicho. 

El PP carga contra unos Presupuestos que «nacen muertos» mientras Vox y Cs dicen que solo buscan satisfacer a los independentistas

En este sentido, Montero ha defendido que «no es cierto que se incremente el déficit ni la deuda» en las cuentas para el próximo año, que además van a corregir en los próximos años con crecimiento económico y medidas fiscales. En ese sentido, ha señalado que la reforma fiscal se implementará «a lo largo del próximo año» o en 2023, ya que previsiblemente incluirá «transformaciones sustanciales» de algunos impuestos que requerirán leyes específicas.

Cuanto peor le vaya al país, el PP piensa que mejor a ellos

«En vez de sumarse, lo que hacerse es descartarse. Cuanto peor le vaya al país, el PP piensa que mejor a ellos. Esa tendencia permanente a hablar mal de nuestro país, a ahuyentar la inversión… esas son las estrategias del PP. Está absolutamente fuera de la realidad», ha dicho.

Niega que el Gobierno vaya contra Madrid

Sobra la propuesta del Gobierno de llevar a distintos puntos del país instituciones y organismos del Estado que tienen sede en Madrid, la ministra ha destacado que es algo «deseado por la gran mayoría de españoles» y ha negado que suponga un ataque contra Madrid.

«Necesitamos que las instituciones tengan una presencia a nivel territorial que supere los límites tradicionales de la capital» ha afirmado la ministra, que no lo considera un ataque «contra nadie» ni tampoco que tenga que ver con la posición del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez «sobre Madrid», sino un reconocimiento de las «singularidades» de los territorios. Para la ministra esta es una idea que tiene que «echar a andar» y se tiene que ir «rodando» porque significa que en España se trabaja y avanza «juntos».

Esta propuesta fue formulada a finales de septiembre por el presidente Sánchez, quien defendió que para afrontar el reto demográfico y hacer de ello una «política de Estado» no solo es necesario reformar la financiación autonómica sino también apostar por la «desconcentración» de «muchas de esas instituciones públicas que históricamente han estado en Madrid».

Publicidad