Inicio Economía Pros y contras de la semana laboral de cuatro días | AQHT

Pros y contras de la semana laboral de cuatro días | AQHT




Los horarios de trabajo se someterán a un tercer grado en 2022 con una nueva regulación que pretende flexibilizarlos y con la entrada en vigor de un plan piloto para probar la semana laboral de cuatro días sin pérdida de salario. En ‘Aquí hay trabajo’ te explicamos las ventajas y desventajas de este posible cambio. ¡Empezamos con los pros!

1. Más productividad

Ya hay empresas que la están probando y dicen que les va genial: de momento, cuentan que el sistema “4 de 7” ha aumentado su productividad. Esta es una de las ventajas que destacan los expertos defensores del modelo.

2. Menos estrés

El estrés se reduce librando 3 días. Y si baja el estrés, sube la salud y la sanidad ahorra. Menos estrés, significa, también, menos accidentes laborales.

3. Aumento del empleo

La semana laboral de cuatro días supone un aumento del empleo. Hay que contratar para cubrir las horas disponibles. Porque no lo olvidemos, el trabajo es el mismo y con más personas trabajando aumenta el consumo y baja el gasto en prestaciones sociales.

4. Ahorro de energía

Si trabajamos cuatro días en vez de cinco los trabajadores y trabajadoras ahorrarían energía en transporte y gasolina y el medio ambiente en malos humos y contaminación.

5. Conciliación

Con un día libre más, se concilia más y mejor. Las personas que tienen hijos e hijas o personas dependientes a su cargo dispondrán de más tiempo para poder conciliar su vida laboral con la personal.

6. Mismo sueldo

Trabajamos menos horas cada semana pero seguimos cobrando lo mismo así nuestro poder adquisitivo no disminuiría y podríamos seguir consumiendo y hacer frente a nuestras obligaciones.


¿Y cuáles son las desventajas de implantar jornadas laborales de cuatro días a la semana? Para los detractores de este sistema hay cuatro motivos por los que dicen que no funcionaría:

1. Coste para las empresas

Muchas empresas no pueden pagar lo mismo por menos horas. Es un lujo que no está a su alcance, y otras, podrán pero no querrán ya que sus beneficios bajarían.

2. Sectores complicados

Hay sectores como la sanidad, la educación o la hostelería en los que la mini semana sería muy complicada implantarla.

3. Competencia

Si las empresas de la competencia deciden seguir trabajando cinco días, ¿trabajaría tu empresa cuatro?

4. Más carga de trabajo

Un empleado con una buena carga de trabajo, seguramente tendría que asumir el mismo trabajo en cuatro días en vez de cinco lo que le podría probocar estrés.

Estas son las ventajas y desventajas de implementar la jornada semanal de cuatro días. ¿Qué crees que pesa más?

Publicidad