¿Qué podemos esperar económicamente de 2017?

Estamos en las últimas horas de 2016 y toca mirar el año nuevo 2017. 2016 ha sido un año de cisnes negros, como el Brexit y la victoria de Donald Trump, pero también de situaciones como las que hemos tenido antes, como por ejemplo casi un año con el gobierno en funciones y la fragmentación del parlamento en tres o cuatro grupos importantes (aunque esto nos lo avanzaron las encuestas).

Podemos anticipar que la economía seguirá creciendo, hay que ver si tanto como predice el gobierno o no, no obstantes habrá que ver si tiene un efecto sobre el empleo equivalente al deseado, que podemos suponer que no (y el Banco de España coincide en esto). ¿Será capaz el nuevo gobierno de mejorar las cosas lo suficiente como para que a finales de 2017 nos veamos sensiblemente mejor?

Datos Macro

Se prevé que el crecimiento del PIB de España sea superior al 2%. En los presupuestos del gobierno se ha preparado un crecimiento del PIB del 2,3% y un déficit del 3,6% del PIB. Estos datos son bastante buenos. También coinciden con la predicción del Banco de España, que espera un crecimiento del 2,3% para 2017 y 2,1% para 2018.

Según el Banco de España, el crecimiento de nuestro entorno será superior. Prevé un crecimiento del 4% del PIB mundial y la misma cifra para los mercados de exportación de España. Es más difícil alcanzar un crecimiento en una economía más desarrollada y madura como la española, por lo que no son malas cifras.

No obstante hay quién es bastante más optimista sobre el crecimiento del PIB todavía. Empecemos por el ministro de Economía, Luis de Guindos opina que el crecimiento será superior al previsto. Hay quien coincide con él. Funcas prevé un crecimiento del 2,4% para 2017 y BBVA Research (el servicio de estudios de BBVA) un crecimiento del 2,5%.

La consultora IHS Markit en sus previsiones incluye un crecimiento del 1,4% para el Reino Unido y un 1,7% para la eurozona (ambos lastrados por el Brexit y los riesgos políticos). En cambio la economía estadounidense crecerá más un 2,3% en 2017 y un 2,4% en 2018. Japón su parte crecería un 1%, impulsado por la debilidad de su divisa.

Los eventos que marcarán la agenda

El primer evento que nos va a marcar la agenda económica va a ser el comienzo de la administración Trump. Hemos hablado repetidamente de las políticas que va a poner en práctica Donald Trump, así como de las posibles consecuencias. Independientemente de que creamos que va a ser un buen presidente o no, queda muy claro que** el presidente Trump va a copar los titulares de los periódicos de todo el mundo.**

También tenemos el Brexit, el otro cisne negro que nadie esperaba este año al respecto. Las previsiones son que el Reino Unido activará el artículo 50 durante 2017 y comenzarán las negociaciones para la salida de la UE del mismo. Además se aproximan las elecciones en Francia, Holanda y Alemania, con lo cual los líderes políticos actuarán de un modo u otro según crean que les pueden dar réditos electorales.

En España tenemos que los acuerdos económicos tendrán que pactarse entre varios partidos, algo bastante distinto a la legislatura pasada en la que la mayoría absoluta del Partido Popular les daba poder para decidir sobre lo que quisieran hacer. La necesidad de pactar puede que vuelva las medidas que tomen más duraderas, si el próximo gobierno tienen que vérselas con partidos que han estado involucrados en las negociaciones.

Algunas consideraciones que debemos tener

Lo principal es que aunque se prevé que la economía crezca, hay que tener en cuenta que eso no va a implicar una fuerte mejoría del empleo como cree el gobierno y discrepa el Banco de España. Es muy probable que este siga siendo muy alto. Muy probablemente en verano disminuya y a la vuelta del verano vuelva a aumentar, lo normal en una economía tan estacionalizada y dependiente del turísmo como la española.

También se popina que habrá un incremento en los precios de la vivienda, en concreto BBVA Research calcula un crecimiento del 3,5%, un incremento del 6,5% en las ventas y que se inicien 90.000 viviendas. Cifra bastante lejana del más de medio millón que se iniciaron antes de la crisis.

Es decir, que salvo sorpresa, todos auguran un buen 2017, aunque con un crecimiento inferior que en 2016 (dónde se estima un crecimiento de algo más del 3%). Poco a poco se irá normalizando el sector inmobiliario.

Por último creo que podemos esperar bajos tipos de interés durante todo 2017, al menos en la eurozona. La inflación está bajo control y los fuertes paquetes de estímulos del Banco Central Europeo no parece que vayan a pararse bruscamente.

En El Blog Salmón | Ocho años de Obama ¿ha sido un buen presidente? y Así fue 2016 en lo económico

Imagen | Koshyk

Loading...