Rajoy pone límites al diálogo social: “no liquidar” las reformas y no incumplir el déficit

Publicado 24/11/2016 14:23:49CET

Plantea un escenario de revalorización del SMI de entre cuatro y ocho años, pero sin hablar de cantidades

MADRID, 24 Nov. (EUROPA PRESS) –

Los secretarios generales de CC.OO. y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Pepe Álvarez, han afirmado este jueves que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, les ha planteado dos restricciones al diálogo social durante la reunión que han mantenido en el Palacio de La Moncloa: no salirse del marco presupuestario que permitirá cumplir con el objetivo de déficit y “no liquidar” las reformas realizadas en su mandato, como la laboral o la de pensiones.

Según ha explicado Toxo a los periodistas al término de la reunión, Rajoy ha dejado claro que debe mantenerse la estabilidad presupuestaria para cumplir los objetivos pactados con Bruselas para no sufrir penalizaciones ni tener problemas con la Comisión Europea.

Toxo también ha señalado que Rajoy no está dispuesto a suprimir las reformas que, a juicio del Gobierno, han funcionado, como la reforma laboral, una visión que los sindicatos no comparten, sobre todo porque uno de los objetivos que ha fijado el Ejecutivo para esta legislatura es la mejora de la calidad del empleo.

“¿Cómo se mejora la calidad del empleo sin tocar la reforma laboral?”, se ha preguntado Toxo, que ha añadido que ahora es el momento de revisar las reformas hechas y cambiarlas “radicalmente”.

Eso sí, Álvarez ha subrayado que aunque no está dispuesto a “tocar” sus reformas, el presidente y la ministra de Empleo, Fátima Báñez, les han indicado que si se ponen de acuerdo con las organizaciones empresariales en algún tema concreto, podría hacerse esa reforma parcial.

Tras una reunión que ha durado casi tres horas, Rajoy ha acordado con Toxo, Álvarez y los presidentes de CEOE y Cepyme, Juan Rosell y Antonio Garamendi, un listado de 14 o 15 temas sobre los que empezar a hablar. Todos han coincidido en que éste es el inicio de un proceso, aunque los dirigentes sindicales no han sido especialmente optimistas sobre el devenir del mismo.

“Salgo como he entrado. Esta reunión no ha servido para tomar el pulso para ver si hay voluntad de acuerdo, aunque sí hay una cosa que me hace ser relativamente optimista: que la coyuntura política obliga a la negociación”, ha dicho el líder de UGT. Toxo, por su parte, ha señalado que salía de este encuentro “con algunas incógnitas” que espera que se acaben resolviendo, entre ellas lo relativo al salario mínimo interprofesional (SMI).

En este sentido, los líderes de CC.OO. y UGT han afirmado que a lo más que ha llegado el Gobierno es a plantearles un escenario de revalorización del SMI de entre cuatro y ocho años, a lo que los sindicatos han respondido que debería hacerse en una sola legislatura.

Los empresarios, por su parte, han resaltado que la aritmética parlamentaria actual debería verse en positivo y aprovecharla para alcanzar “grandes pactos” en España.

Loading...