Red Points consigue 10 millones y abrirá oficina en Nueva York

Red Points, empresa que permite identificar y automatizar la eliminación de falsificaciones online y piratería de contenido digital, ha cerrado una ronda de inversión de serie B, de 12 millones de dólares (10 millones de euros) para potenciar su expansión y acelerar su apuesta por el mercado de Estados Unidos, donde abrirá una oficina en Nueva York. Esta ronda ha estado liderada por el fondo europeo Northzone, con la participación de los inversores anteriores, Sabadell Venture Capital (Red Points participó en sus inicios en el programa de aceleración BStartup) y Mangrove Capital Partners, fondo basado en Luxemburgo (que entró en la empresa en el 2016, en una ronda de 2 millones). Inicialmente, Red Points arrancó con al apoyo de inversores locales y de business angels de EsadeBan.

Josep Coll, presidente de la empresa que fundó en Barcelona a finales de 2011, explica que “queremos ser líder mundial en soluciones contra la falsificación y la piratería online; actualmente estamos en el top 5”. Desde los inicios, “la empresa ha apostado por desarrollar tecnología propia. Ahora tenemos un equipo de 25 personas de tecnología. Y tiene sentido seguir creciendo así”, añade Coll. Además del cofundador David Casellas, en 2014 la empresa incorporó a Laura Urquizu como consejera delegada. “Y ahora tenemos a dos socios de referencia mundial en crecimiento: Mangrove apoyó a Skype, Northzone a Spotify”, explica Coll.

La compañía emplea actualmente a 80 personas en su oficina de Barcelona; después de haber intentado anteriormente la apertura de delegaciones en el extranjero, ha decidido focalizarse y apostar por el mercado de Estados Unidos. Red Points abrirá en febrero una oficina en Nueva York (en la Quinta Avenida), con la idea de que trabajen allí unas 20 personas, explica Urquizu. Además, “el plan de crecimiento contempla en 2018 contratar a otras 65 personas, tendremos que ampliar la actual oficina”, dice Coll.

La empresa, que en el 2016 obtuvo unos ingresos de 3.2 millones de euros (según consta en el Registro Mercantil), espera haber triplicado esta cifra en el 2017, por lo que la facturación rondará los 9 millones. El crecimiento de los ingresos anuales recurrentes es del 350%, explica Urquizu.

El 95% de los clientes ya son extranjeros; un tercio, estadounidenses. Asimismo, según consta en el Registro, el pasado 20 de diciembre la empresa trasladó su sede social a Pamplona.

Red Points dispone de una tecnología que le permite eliminar “200.000 incidentes de productos ilegales y contenido cada mes para marcas y empresas online, aplicaciones y webs”, añade Urquizu.

Loading...