Reino Unido tendrá que seguir pagando a la UE incluso después del Brexit

Reino Unido prevé consumar el Brexit para marzo de 2019. La desconexión de la Unión Europea (UE), pero, no será total. El comisario europeo de Presupuestos, Günther Oettinger, afirma que tendrá que seguir aportando a los programas a largo plazo de la UE, incluso después de 2019 y al menos hasta 2020.

Según Oettinger, Reino Unido está obligado a cumplir los compromisos de los programas a largo plazo, que cerró antes de la votación sobre el Brexit de 2016, ha afirmado en una entrevista con el diario alemán Bild. En cualquier caso, cree que la salida dejará un agujero presupuestario de al menos 10.000-12.000 millones de euros en las arcas comunitarias.

La UE deberá compensar la salida

¿Cómo compensar la brecha? Se podría tirar de recortes o más aportaciones de los demás países. La tercera opción es eliminar los descuentos negociados durante años con los miembros. “Eso resultaría en una simplificación administrativa significativa y acabaría con los regateos que han acompañado a las negociaciones presupuestarias hasta ahora”, dijo.

La Comisión Europea subrayó en junio cinco escenarios para afrontar los costes añadidos del Brexit, señalando que la UE podría recurrir a fuentes como impuestos corporativos, a las transacciones financieras, o gravar la electricidad, el combustible y las emisiones de carbono.

En la última semana fuentes del Gobierno británico habían revelado al Sunday Telegraph que el Ejecutivo prevé que la factura del Brexit ascienda a 40.000 millones de euros, lo que tiene que pagar por los compromisos adquiridos y que no respetará si sale del bloque.

La factura rondará los 40.000 millones de euros, calculan desde Reino Unido

Loading...