Renfe confirma su salida de los números rojos tras ganar 15 millones hasta mayo

Renfe obtuvo un beneficio neto de 14,9 millones de euros en los cinco primeros meses del año, con lo que supera los ‘números rojos’ contabilizados en años pasados y que en el mismo periodo de 2016 fueron de 18,7 millones, según ha comunicado la operadora este miércoles.

La compañía cerró inicialmente 2016 con ganancias, pero el nuevo equipo directivo que lidera Juan Alfaro decidió reformular las cuentas para incluir distintas provisiones, entre ellas la correspondiente a la multa que la CNMC impuso a Renfe Mercancías, con lo que el ejercicio pasado finalmente concluyó en pérdidas.

La compañía cerró 2016 con pérdidas tras reformular sus cuentas por la multa de la CNMC

En cuanto a las cuentas de 2017, el resultado positivo es fruto del continuo incremento del número de viajeros, fundamentalmente del AVE, así como de la contención de los gastos y el mejor resultado financiero. Todo ello se reflejó asimismo en el beneficio bruto de explotación (Ebitda) de Renfe, que se disparó un 17,2% en los cinco primeros meses, hasta situarse en 188,03 millones.

En el plano operativo, los ingresos totales de la operadora crecieron un 1,90% entre enero y mayo y sumaron 1.338,65 millones de euros. En este periodo, la compañía sobrepasó la cota de los 200 millones de viajeros transportados en el conjunto de sus distintos servicios, al sumar 204,38 millones de pasajeros, un 2,6% más que un año antes.

Cercanías y Regionales elevaron un 2,5% su volumen de usuarios

Por tipo de servicios, los que más crecieron son los considerados comerciales, aquellos para los que Renfe no recibe subvención pública, dado que incrementaron un 4,2% su número de viajeros. Los servicios públicos (Cercanías y Regionales), de su lado elevaron un 2,5% su volumen de usuarios. La compañía recibe unos 500 millones de euros anuales para ayudar a costear estos dos servicios.

Del lado de los gastos, cayeron un 0,2% (unos 2,76 millones de euros), hasta los 1.150,6 millones de euros. La compañía explica que si bien se elevaron los gastos de mantenimiento de trenes, de energía de tracción y los cánones o peajes que paga a Adif por el uso de las vías y las estaciones, otros se contuvieron, como los de personal y externalización de servicios.

Loading...