Ryanair admite un

El consejero delegado de Ryanair, Michael O’Leary, aseguró este lunes que las cancelaciones de vuelos durante las próximas seis semanas no se deben a la falta de pilotos, sino a un “error” en la distribución de las vacaciones, por el que pidió perdón y asumió “toda la responsabilidad personal”.

En una rueda de prensa celebrada en la sede de la aerolínea en Dublín, O’Leary pidió disculpas a los miles de viajeros que se verán afectados por esta medida, pero insistió en que apenas afecta al 2 % de todos los vuelos de la compañía líder en Europa del sector de bajo coste, unos 2.000 trayectos en total.

“No tenemos suficiente personal en reserva para hacer frente los trastornos sufridos”

Michael O’Leary, consejero delegado de Ryanair

“No estamos cortos de pilotos. En lo que hemos fallado ha sido en la distribución de las vacaciones. No tenemos suficiente personal en reserva para hacer frente los trastornos sufridos, como los provocados por los controladores o por la climatología”, explicó el directivo.

Según O’Leary, simplemente les faltan pilotos y personal de cabina para sustituir a los que están de vacaciones en septiembre y octubre o para reemplazar a equipos de vuelos, como el que se quedó en tierra en Barcelona (España) el pasado fin de semana “por las tormentas”.

En este contexto, dijo el jefe de Ryanair, “tenemos que suspender unos 50 vuelos” diarios durante las próximas seis semanas, “mientras tenemos estos problemas” con las plantillas, para corregir su puntualidad, la cual ha caído hasta en torno al 70 %.

La lista completa de los vuelos cancelados se publicará entre hoy y mañana

O’Leary confirmó que la compañía publicará entre este lunes y este martes la lista completa de los vuelos que serán cancelados durante las próximas seis semanas, la mayoría de estos en “rutas muy concurridas, para las que -apuntó- podemos ofrecer a los pasajeros una serie de alternativas”.

“Enviaremos emails a todos nuestros clientes esta tarde y ofreceremos actualizaciones en las redes sociales”, agregó el consejero delegado de Ryanair, que reconoce que, además de ofrecer alternativas a sus pasajeros, deberá pagar compensaciones económicas valoradas en unos 20 millones de euros.

Varios aviones de Ryanair en el aeropuerto de Stansted
Varios aviones de Ryanair en el aeropuerto de Stansted
(Matt Dunham / AP)

La Comisión Reguladora de Aviación irlandesa (CAR) indicó que la aerolínea “puede ofrecer a los pasajeros transporte similar hasta su destino final si no hay vuelos alternativos disponibles en la compañía”.

“Cuando se pueda llegar a un destino a través de varios aeropuertos -añadió la CAR-, Ryanair puede ofrecer un vuelo a un aeropuerto alternativo al reservado originalmente. En ese caso, está obligada a asumir el coste de transferir al cliente al aeropuerto original o a otro próximo aprobado por el cliente”.

Respecto a las compensaciones económicas, la Oficina Europea del Consumidor en Dublín recordó hoy que las aerolíneas pueden evitarlas si demuestran que los vuelos han sido cancelados por circunstancias extraordinarias o ajenas a su control, un caso que no es el de Ryanair.

Loading...