Sánchez se muestra “decidido” a acabar con el fraude laboral y las injusticias de ‘kellys’ o ‘riders’

10
Publicado 09/08/2018 19:00:29CET

MADRID, 9 Ago. (EUROPA PRESS) –

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha afirmado este jueves que en el Ejecutivo están “decididos” a terminar con el fraude laboral, por lo que impulsan el Plan Director por un Trabajo Digno para combatir la precariedad y poner fin a las injusticias de colectivos como las ‘Kellys’ o los ‘riders’ de reparto a domicilio.

Así lo ha señalado Sánchez en un tuit, una semana después de la puesta en marcha del Plan Director por un Trabajo Digno 2018-2020, que arrancó con el envío de cartas disuasorias a empresas presuntamente incumplidoras con el objetivo de que regularicen voluntariamente a sus trabajadores para terminar con el fraude y combatir la precariedad.

“Estamos decididos a terminar con el fraude laboral. Por eso impulsamos este Plan Director para combatir la precariedad, poner fin a las injusticias que sufren colectivos como las Kellys o los riders de reparto y promover el #TrabajoDigno”, afirma Sánchez en el mensaje publicado en la red social Twitter.

El Plan Director recoge dos planes de choque de intervención inmediata contra el fraude en la contratación temporal y contra la utilización irregular de la contratación a tiempo parcial, que persiguen luchar contra la precariedad y mejorar la calidad del empleo y las condiciones de trabajo.

La aplicación de los dos planes de choque se extenderá hasta diciembre y tiene como objetivos regularizar el fraude detectado, aportando mayor estabilidad a los trabajadores y mayor seguridad en cuanto a sus jornadas, así como generar un efecto disuasorio entre las empresas incumplidoras.

En concreto, los planes tienen una primera fase de detección de posibles situaciones irregulares a través de la herramienta de lucha contra el fraude, tanto en materia de contratación temporal como de abusos detectados en la contratación a tiempo parcial. De esta forma, las empresas identificadas serán informadas para que regularicen voluntariamente su situación y repongan los derechos a los trabajadores afectados.

En una segunda fase, se analizarán los datos y comportamientos de las empresas, en concreto de aquellas que no han regularizado la situación, procediéndose entonces al inicio de las actuaciones inspectoras oportunas. En los supuestos en los que los inspectores y subinspectores comprueben la existencia de incumplimientos, la Inspección de Trabajo y Seguridad Social adoptará las medidas oportunas y se exigirán las responsabilidades que correspondan.

Los planes de choque serán objeto de seguimiento y evaluación durante el mes de enero de 2019 en el seno de la Comisión Permanente del Consejo Rector y en la Comisión Permanente del Consejo General del Organismo Estatal Inspección de Trabajo y Seguridad Social.