Sánchez se reúne mañana con los líderes de CCOO, UGT, CEOE y Cepyme para una primera toma de contacto

5
Actualizado 12/06/2018 13:22:01 CET

La reforma de las pensiones y los cambios en la reforma laboral de 2012, en el horizonte

MADRID, 12 Jun. (EUROPA PRESS) –

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha convocado para mañana a los líderes de CC.OO. y UGT, Unai Sordo y Pepe Álvarez, y a los presidentes de CEOE y Cepyme, Juan Rosell y Antonio Garamendi, para una primera toma de contacto tras su llegada al Ejecutivo.

La reunión, según han confirmado a Europa Press fuentes de los agentes sociales, se celebrará a las 11.00 horas en el Palacio de La Moncloa y a ella asistirá también la nueva ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio.

Sindicatos y empresarios llegan a esta reunión sin un acuerdo de negociación colectiva bajo el brazo, aunque sí cerca de alcanzarlo. De hecho, el acercamiento entre las partes así como la disposición del Ejecutivo al diálogo han llevado a CC.OO. y UGT a suspender las movilizaciones que tenían programadas para el próximo sábado, 16 de junio.

En este encuentro, que será una primera toma de contacto entre Sánchez y los agentes sociales tras varios contactos de carácter informal, se abordarán diversos temas sociolaborales, según las fuentes consultadas.

“Ha habido un cambio de Gobierno y se nos ha convocado a diversas reuniones donde queremos palpar cuáles son las intenciones y las propuestas que pretende llevar adelante el Gobierno”, ha apuntado esta misma mañana el secretario general de CC.OO., Unai Sordo, en un acto homenaje a Josefina Samper.

Sordo cree que “se abre un nuevo marco” para desarrollar las propuestas sindicales de subir los salarios, especialmente los más bajos, y modificar “de forma muy sustancial” algunos elementos centrales de la reforma laboral.

El líder de CC.OO. cree que “la mejor tarjeta de presentación” antes de abordar la negociación tripartita entre el nuevo Gobierno y los agentes sociales para hablar, entre otras cosas, de la reforma laboral, sería cerrar un acuerdo de negociación colectiva con la patronal, con vigencia hasta 2020.

Mientras los sindicatos quieren derogar los aspectos centrales de la reforma laboral de 2012 que llevó a cabo el Gobierno del PP, los empresarios son partidarios de mantenerla. La nueva ministra de Trabajo ya ha dicho que su intención es cambiar aquellos elementos de la reforma que más daño han causado a los trabajadores.

LA REFORMA DE PENSIONES, TAMBIÉN EN EL HORIZONTE

El anuncio de la reunión de Sánchez con los agentes sociales se conoce el mismo día en que la Comisión de Seguimiento y Evaluación de los acuerdos del Pacto de Toledo ha vuelto a reunirse por primera vez desde la toma de posesión del nuevo Gobierno socialista, que persigue alcanzar un “gran acuerdo” para el presente y futuro del sistema público de pensiones.

La reforma de éste será uno de los grandes temas que previsiblemente saldrá en el encuentro de mañana entre el Ejecutivo y sindicatos y empresarios.

Este mismo martes, Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea ha asegurado que vincular las pensiones a la inflación a través de un decreto del nuevo Gobierno “podría ser un buen gesto” para “reconocer que el IPC es el elemento troncal de revalorización”, mientras que el PSOE ha emplazado este acuerdo al diálogo social.

“Creo que es el momento de recuperar algo que perdimos en 2013, que es el diálogo social, eso corresponde instarlo al Gobierno”, ha manifestado la portavoz socialista en el Pacto de Toledo, Mercè Perea, minutos antes de entrar a la reunión que celebra este martes la comisión.

Preguntada por los medios de comunicación sobre la posibilidad de volver a vincular las pensiones al incremento de los precios, Perea ha remitido al diálogo social, y ha recordado que la propia Valerio “se ha mostrado positiva o favorable a recuperar el poder adquisitivo que se ha perdido”.

De hecho, la ministra Valerio defiende la viabilidad de subir las pensiones con arreglo al IPC, a través de la recuperación de salarios, la creación de empleo y nuevos ingresos al sistema.

La nueva titular de Trabajo pone el ejemplo de otros países que completan la financiación de sus sistemas públicos de pensiones con “impuestos especiales o generales”, que se sumarían a las cotizaciones que ingresa la Seguridad Social.

Desde sus primeras intervenciones como ministra, Valerio ha reclamado un “gran acuerdo” dentro del Pacto de Toledo. “Me voy a poner manos a la obra. Creo que se puede conseguir un gran acuerdo de todas las fuerzas políticas”, aseguró hace apenas unos días.