Seat quiere ganar peso en el grupo Volkswagen y crecer en mercado

“Queremos que Seat suba al siguiente nivel, en el grupo Volkswagen y en el conjunto del mercado”, manifestó ayer el presidente de la compañía, Luca de Meo, en el salón del automóvil de Frankurt, a la vista de los resultados del 2017. La firma ha efectuado un gran despliegue en este certamen, con presentaciones destacadas, como las de los nuevos Arona y León Cupra R y del asistente de voz Alexa de Amazon. El alemán es su segundo mercado en lo que va de 2017, después del español, aunque en los últimos ejercicios completos ha sido el primero.

La llegada del Arona, que inicia su comercialización a finales de esta semana, es el revulsivo, junto al del nuevo Ibiza, lanzado en junio, que Seat espera para seguir dando buenos resultados, después del éxito del Ateca, que ha sorprendido a los responsables de la firma. “Vamos muy bien y todo apunta a que seguiremos así el 2018”, auguró De Meo. Este 2017 ya van más de 350.000 ventas, un 13% más que en el mismo periodo del 2016. En el primer semestre los beneficios operativos han sido un 41% mayores, alcanzando los 130 millones de euros.

Los buenos resultados tienen reflejo en la fábrica de Martorell, que está al 90% de su capacidad

Esta evolución positiva tiene un reflejo directo en la fábrica de Martorell, que está, según el presidente, “al 90% de su capacidad efectiva con el personal que hay en estos momentos”. Tras la integración del nuevo Ibiza, ahora se hace lo mismo con el Arona y el año que viene se añadirá el Audi A1, al tiempo que se preparará la nueva generación del León. “Están pasando muchas cosas y hay que hacerlas bien –advirtió De Meo–; debemos tener cuidado para no sobrecargar el sistema”, refiriéndose a otros modelos que puedan producirse en el futuro en la factoría catalana. Con todo, aseguró que está preparada para responder a la demanda en caso de que el Arona se venda más de lo inicialmente previsto.

De Meo también anunció que el SUV de gran tamaño que Seat prevé lanzar en el 2018 se llamará Alborán, Aranda, Ávila o Tarraco. Las cuatro denominaciones fin­alistas han sido elegidas por la compañía entre las nueve preseleccionadas, Abrera, Arán, Donosti, Tarifa y Teide han caído de la lista. Inicialmente, Seat recibió unas 10.000 propuestas de topónimos de España de la mano de más de 130.000 personas. Desde ayer mismo y hasta el 25 de septiembre, se abre una nueva fase de votación popular en la web de la firma para elegir el nombre de este nuevo coche. El ganador se dará a conocer antes del 15 de octubre.

Loading...