Inicio Economía Sin acuerdo para desconvocar la huelga del metal de Cádiz

Sin acuerdo para desconvocar la huelga del metal de Cádiz




La patronal y los sindicatos del sector del metal de Cádiz han retomado la negociación mantenida durante toda la noche para intentar lograr un acuerdo sobre el convenio colectivo, aunque la huelga ha seguido por tercer día consecutivo con barricadas, cortes de tráfico y enfrentamientos con la Policía en diversos puntos. 

Las posturas están «»más cerca de lo que las dejamos esta madrugada». Así lo ha descrito José Muñoz, secretario general de la FEMCA, a su entrada a la reunión de esta tarde en la Consejería de Empleo en Sevilla.

El representante de los empresarios ha explicado que el principal escollo sigue siendo la subida salarial que demandan los sindicatos, que vinculan a la subida del IPC, mientras que ellos proponen una subida fija durante tres anualidades, con porcentajes entre el 1 y el 1,75.

Mientras tanto los piquetes de la huelga han vuelto a salir a las zonas industriales. Unidades de la Policía han cortado antes la carretera industrial de Cádiz, donde se han producido los últimos días los mayores incidentes y donde este miércoles incluso se llegaron a cortar durante varias horas las vías del tren y a incendiar una caseta cerca de una gasolinera.

Los piquetes han llegado esta mañana a cortar el puente Carranza de acceso a Cádiz, pero la policía ha intervenido para dispersar a los huelguistas y restablecer el tráfico. Las barricadas y cortes de carreteras se reproducen en otros puntos industriales como frente al CBC de Airbus de El Puerto de Santa María o frente a la planta de Navantia de Puerto Real.

Los trabajadores se manifiestan por las calles de Cádiz hasta la sede de la Delegación del Gobierno, durante el trascurso de la protesta, el alcalde de Cádiz, José María González «Kichi»se ha solidarizado con la movilización y ha asegurado que el Ayuntamiento: «Estuvo, está y estará con vosotros y con la lucha obrera».

El alcalde de Cádiz defiende «la lucha obrera»

Reunión sin acuerdo de madrugada

La mesa negociadora ha estado reunida más de doce horas hasta poco antes de las siete de la mañana, cuando se han dado por rotas las negociaciones, en un encuentro convocado por la Consejería de Empleo, a petición de las partes, que pidieron una mediación para poder llegar cuanto antes a un acuerdo y solucionar así el conflicto laboral. Esta tarde a las cinco vuelven a sentarse a la mesa en Sevilla para intentar sacar adelante el convenio colectivo provincial.

La Federación de Empresarios del Metal de la provincia de Cádiz (Femca) ha acusado a los sindicatos de tener una posición inmovilista. Su secretario,
José Muñoz, la tilda «inasumible» ya que las empresas «no pueden soportar el cambio en las tablas salariales que solicitan los sindicatos y que supondría la quiebra para la mayoría de ellas».

La patronal está dispuesta a garantizar el mismo texto de convenio para 2021, 2022 e incluso el 2023, incluyendo un incremento moderado para 2021, con un efecto retroactivo limitado en términos aproximados a lo que se ha firmado en el convenio del metal de Córdoba o Sevilla. Justifican su posición por “la insuficiente carga de trabajo del ejercicio actual y 2020, como consecuencia de la caída del mercado y la recesión económica”.

«Las calles seguirán vivas»

Los sindicatos han acusado a los empresarios de mantener una postura «intransigente» y de haber «pasado los límites de la buena fe». Asimismo, han señalado que seguirán con la huelga, que «las calles seguirán viva» y han advertido de que «lo que pase en las calles será responsabilidad de la patronal«.

En rueda de prensa, el secretario de UGT FICA en el Campo de Gibraltar, José Manuel Rodríguez Saucedo, ha manifestado que «los sindicatos no se han levantado de la mesa de negociación» y han pedido a la Federación de Empresas del Metal de la provincia de Cádiz (Femca) «que vuelva a ella para acabar con la negociación».

Así, ha contado que a las 5,30 horas de la madrugada Femca les comunicó que no podía consultar con sus asociados y que volvieran a verse por la tarde en Jerez. Por su parte los sindicatos le dijeron que esperaban, para intentar acabar tras una noche de negociación, y no tener que desplazarse a otra ciudad. Según ha relatado Rodríguez Saucedo, tras aceptar la Femca, a la hora llamó para decir que rechazaban la propuesta.

Mala imagen

El consejero andaluz de Hacienda, Juan Bravo, ha avisado de que la imagen que se está trasladando con la huelga del metal de Cádiz no es buena si se busca generar empleo y actividad y ha sostenido que «bloquear la ciudad o el entorno no es la mejor medida«.

Bravo, que ha expresado su respeto a las reivindicaciones de los trabajadores del metal, ha señalado que hay que «tener cuidado con las formas» de reclamar, porque no se da una buena imagen.

De hecho, ha apuntado que en reuniones con inversores han trasladado a la Junta de Andalucía que «no quieren Cádiz por la conflictividad laboral«.

Publicidad