Solo un 28% de los españoles de entre 18 y 65 años ahorra para la jubilación

David Carrasco es el director del Instituto BBVA de Pensiones que acaba de publicar el estudio ‘Las pensiones y los hábitos de ahorro en España’, según el cual a la mayoría de los entrevistados les preocupa el futuro de las pensiones públicas en España. Sin embargo, seis de cada diez no han empezado a ahorrar para su jubilación.

¿Cuándo empezar?

Lo recomendable es comenzar a ahorrar desde el primer salario para llegar a la edad de jubilación con la cantidad necesaria para mantener el poder adquisitivo llevado a lo largo de la vida laboral. Sin embargo, hay diferencias sobre qué porcentaje del salario mensual BBVA es necesario destinar a ese ahorro, ya que dependerá de muchos factores, entre ellos, la edad a la que se comience a ahorrar y de la cuantificación de las necesidades futuras. En todo caso, cuanto antes se empiece a ahorrar, mejor.

¿Cómo calcular cuánto debemos ahorrar cada año?

En la página web del Instituto BBVA de Pensiones (www.jubilaciondefuturo.es) hay disponible una serie de simuladores que ayudan a planificar la jubilación. En concreto, disponemos de un simulador de aportaciones que permite estimar la aportación a realizar para obtener la prestación deseada a la fecha de jubilación, así como estimar el nivel de ingresos de que se dispondrá en el momento de la jubilación, sumando la pensión de la Seguridad Social y de una renta vitalicia estimada procedente del ahorro acumulado en planes de pensiones.

¿Cómo podemos saber qué plan nos conviene?

Lo mejor es ponerse en manos de un asesor financiero que nos ayude a establecer cuál es nuestro perfil de riesgo y a elegir el producto que más nos conviene. En todo caso, como norma general, cuanto mayor tiempo quede para la jubilación, más riesgo podemos asumir y podemos optar por inversiones con mayor potencial de revalorización en el largo plazo.

¿Qué beneficios tienen los planes de pensiones?

Los planes de pensiones son productos pensados específicamente para la jubilación, como los planes de previsión asegurados, y ello les confiere ventajas como es la fiscalidad diferida. En todo caso, es preciso tener en cuenta que, cuando nos enfrentamos a la jubilación, la decisión más importante que debemos tomar (siempre con información suficiente) es si queremos ahorrar o no para complementar la futura pensión de la Seguridad Social.

Un 44% afirma que no tiene capacidad de ahorro en ese momento y un 11%que confía en la pensión pública

A partir de lo anterior, el vehículo que utilicemos para canalizar dicho ahorro deberá elegirse en función de las preferencias de cada persona, ya que se puede ahorrar para la jubilación de muchas formas (a través de planes de pensiones, fondos de inversión, depósitos, vivienda…), pero es verdad que los planes de pensiones se crearon específicamente con ese objetivo, y se les dotó de incentivos fiscales con el fin de señalar un camino de ahorro a la jubilación.

Según vuestro estudio, a la mayoría le preocupan las pensiones públicas pero no ahorra para la jubilación.

En la actualidad, –según la V Encuesta sobre la Jubilación y los Hábitos de Ahorro de los Españoles– tan solo un 28% de los españoles entre los 18 y los 65 años ahorra para la jubilación. Sin embargo, el 81% de la población en edad de trabajar manifiesta estar muy o bastante preocupado por el futuro de las pensiones públicas en España.

El nivel de preocupación se ha mantenido en cotas elevadas de en torno al 80% de la población en las cinco oleadas de la encuesta. Cuando preguntamos por qué no ahorran para la jubilación, una parte importante (un 44%) afirma que no tiene capacidad de ahorro en ese momento. Pero hay otra parte de la población, un 42%, (joven principalmente) que señala que aún queda mucho para jubilarse. Solo un 11% afirma que confía en la pensión pública.

Los usuarios se quejan de falta de información

Las encuestas nos dicen que la ciudadanía está preocupada por el futuro de las pensiones públicas, y al mismo tiempo se declaran poco informados al respecto. A los españoles, según nos dicen las encuestas, les gustaría saber más sobre el importe de su futura pensión de Seguridad Social, la edad a la que podrán jubilarse y, en menor medida, sobre las diferentes formas de ahorrar para la jubilación.

La clave para planificar la jubilación es tener información y conocimiento, con suficiente antelación

La clave para planificar la jubilación es tener información y conocimiento, con suficiente antelación, sobre la cuantía de que dispondremos cuando nos jubilemos. Solo a partir de la información y el conocimiento las personas pueden tomar decisiones racionales y decidir, con conocimiento, si ahorrar o no para la jubilación.

Los expertos creen que el sistema de pensiones debe cambiar. ¿Hacia qué modelo?

Según la encuesta, tres de cada cuatro españoles serían partidarios de que cada trabajador tuviera una cuenta individual en la que se fueran acumulando sus cotizaciones a lo largo de la vida laboral, y que la pensión de jubilación se calculara en función de lo acumulado en dicha cuenta.

Hablaríamos de un sistema parecido al de Suecia, donde siendo un sistema de reparto y solidaridad intergeneracional similar al español, cada trabajador tiene una cuenta “virtual” que le permite ver las cotizaciones que va acumulando a lo largo de su vida, lo que tiene la ventaja de que el sistema es más comprensible y transparente.

David Carrasco, director del Instituto BBVA de Pensiones
David Carrasco, director del Instituto BBVA de Pensiones

¿Facilitar el rescate favorece la contratación?

La bajada de las comisiones (que debería traducirse en un aumento paralelo de las rentabilidades) y la liquidez total a los 10 años desde enero de 2025 (que pretende hacer más atractivo el producto, sobre todo para la gente más joven) son medidas que vienen a atacar los que, según las encuestas, son algunos de los principales obstáculos para que los españoles ahorren para su jubilación en planes de pensiones.

Por tanto, todas las medidas que vayan dirigidas a mitigar esas cuestiones y hacer el producto más atractivo deben considerarse a priori positivas, si bien es preciso estudiarlas en profundidad y analizar las experiencias en otros países de nuestro entorno que las han adoptado (por ejemplo, la liquidez para mayores de 55 años en los planes de pensiones en el Reino Unido) para evitar efectos indeseados.

Jubilarse a los 60,4 años

La V Encuesta sobre la Jubilación, ‘Las pensiones y los hábitos de ahorro en España’, realizado por el Instituto BBVA de Pensiones, afirma que a cuatro de cada cinco entrevistados les preocupa bastante o mucho el futuro de las pensiones públicas en España. Una preocupación que es especialmente alta en las mujeres mayores de 50 años.

La mayoría considera muy recomendable que cada cual ahorre para complementar su jubilación de la Seguridad Social pero el 63% no han empezado a ahorrar para su jubilación. La razón entre los mayores de 40 años es que no tienen capacidad de ahorro, mientras que los jóvenes consideran que todavía falta mucho. Por otra parte, según el mismo estudio, a los trabajadores españoles les gustaría jubilarse a los 60,4 años de promedio pero sólo casi tres de cada diez creen que se podrán jubilar a la edad que desean.

Loading...