Terfrisa suspende pagos con 107 millones de deuda

Frigorífics de l’Empordà (Terfrisa), compañía cárnica con sede en Vilamalla (Alt Empordà), presentó antes de fin de año concurso de acreedores en Girona con una deuda de 107 millones de euros. La empresa, que ya estaba en preconcurso desde agosto, ha pedido en su escrito al juez Hugo Novales que abra ya el proceso de liquidación, que ­propone llevar a cabo a través de la adjudicación directa de la ­unidad productiva a Frigorífics Costa Brava, del Grupo Cañigueral. La oferta, que ya obra en poder del juzgado y que permi­tiría salvar el negocio y toda la plantilla, no es pública, aunque fuentes conocedoras de la misma la calificaron ayer de “dura, pero digna”.

El juez declaró ayer el concurso de acreedores de Terfrisa y de su filial Carns Figueres –asesoradas ambas por Roca Junyent Advocats–, cesó a los admi­nistradores y otorgó la administración concursal al despacho Cuatrecasas. El grupo cárnico, con una plantilla de 94 personas y ventas de 70 millones el año pasado, está controlado por la familia Compte y participado con un 25% por la familia Ca­sademont.

El juez declaró ayer el concurso de acreedores de Terfrisa y de su filial Carns Figueres

Al igual que el fabricante de embutidos Casademont, que compró Piensos Costa en una subasta exprés el pasado verano, Terfrisa también será adjudi­cada previsiblemente en pocas semanas. Los accionistas lo ­perderán todo y los acreedores solo recuperarán una pequeña parte de su dinero o nada, según los casos.

Terfrisa ha sido víctima de un ambicioso plan de inversiones realizadas hace cuatro años cuando se instaló en la nueva planta de Vilamalla. La fortísima inversión, superior a los 60 millones, disparó la deuda y ha causado la insolvencia del grupo junto con la volatilidad del mercado del cerdo y el desplome de los ingresos, que se han reducido a la mitad en los últimos años.

El más que posible comprador, Cañigueral, es uno de los mayores grupos del sector, con ventas superiores a los 600 millones de euros y unas 1.500 personas en plantilla. La compañía que dirige Narcís Cañigueral está presente en toda la cadena de valor. Uno de los motores de crecimiento en los últimos años –aparte de las adquisiciones– ha sido Mercadona, de la que Cañigueral es interproveedor. La cadena que preside Juan Roig le compra embutidos curados de cerdo y pavo.

Loading...