Uber crece a pesar de los escándalos

Los últimos ocho meses no han sido fáciles para Uber. La compañía de transporte privado ha tenido que lidiar con más de un escándalo que, a pesar de minar su imagen pública y su prestigio, no han afectado demasiado a sus cuentas. Esto es lo que se desprende de los resultados financieros del segundo trimestre publicados por el portal Axios y posteriormente confirmados por la empresa.

Uber generó 1.750 millones de dólares en ingresos netos ajustados en el segundo trimestre de 2017, un 17 % más que en el trimestre anterior. Las reservas brutas, es decir, el dinero total tomado en cobros por sus servicios, ascendió igualmente y alcanzó los 8.700 millones de dólares, también un 17 % más respecto al trimestre anterior, siempre según el portal Axios.

Respecto a las pérdidas, pasaron de los 708 millones de dólares del periodo inmediatamente anterior a los 645 millones de este último, reduciéndose en un 14 % respecto el año anterior. Mientras que los ejecutivos de Uber han estado dispuestos históricamente a gastar billones de dólares en consolidarse en nuevos mercados, parte de ese gasto se ha mantenido en el pasado año en países como China y Rúsia.

Los múltiples desafíos de Uber

Estos resultados demuestran hasta qué punto Uber se ha consolidado como una opción de transporte más entre los usuarios a pesar de los múltiples desafíos a los que se enfrenta la compañía con sede en San Francisco. Una de ellas es la búsqueda de un nuevo CEO tras la salida de Travis Kalanick y la batalla de este con Benchmark, uno de los accionistas mayoritarios, para expulsarle del consejo.

Travis Kalanick ha sido el CEO de Uber hasta el pasado mes de junio Travis Kalanick ha sido el CEO de Uber hasta el pasado mes de junio (Wang Zhao / AFP)

A esta lucha se suman las dos décadas de auditoría de privacidad y seguridad a la que será sometida después de admitir una brecha en su política de privacidad y llegar a un acuerdo con la Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos para resolver sus cargos.

A pesar de este crecimiento, la confianza de los inversores en Uber ha descendido. Recientemente, Vanguard Group, T. Rowe Price Group Inc. y otras dos firmas han anotado a la baja sus inversiones en la firma estadounidense en hasta un 15 %, tal y como informa en Wall Street Journal. Vanguard Group, Principal y Hartford Funds han reducido su inversión de los 48,77 dólares a los 41,46 dólares. Fidelity, en cambio, ha mantenido la valoración de las acciones de Uber.

La crisis de Uber da alas a la competencia

Las muchas crisis de Uber han envalentonado a sus competidores, que también han visto crecer su cuenta de resultados. Es el caso de la compañía china Didi Chuxing, que recaudó 5.000 millones de dólares, o Lyft Inc., que ha intentado aprovechar los tropiezos de la compañía estadounidense para donar un millón de dólares a la Unión Americana de Libertades Civiles, después de que Uber fuera criticada por sus vínculos con la administración Trump.

Didi Chuxing es una compañía de transporte china con sede en Pekín Didi Chuxing es una compañía de transporte china con sede en Pekín (Didi Chuxing)
Loading...