Uber: El presidente dimite a los seis meses en el cargo

El presidente de Uber, Jeff Jones, ha presentado su dimisión apenas seis meses después de llegar al cargo. Desde su llegada al cargo, la compañía se ha visto envuelta en algunas controversias que van desde denuncias por acoso sexual hasta los malos modos del director general, Travis Kakanick, con uno de sus conductores.

Después de que Bloomberg publicara un video en el que Kalanick reprendía a un piloto de Uber, el director general comunicó que buscarían “ayuda en el liderazgo” y planeaban contratar a un jefe de operaciones. El plan fue visto internamente como una rebaja en la posición de Jones, quien fue contratado el año pasado como presidente de ride-sharing y segundo en el mando.

Jones decidió irse por la larga serie de controversias en el seno de la compañía

Según el portal de noticias sobre tecnología Recode, Jones decidió irse motivado por la larga serie de controversias, ya que no era lo que firmó cuando dejó su puesto como director de marketing de Target Corp. “Ahora está claro, sin embargo, que las creencias y el enfoque de liderazgo que han guiado mi carrera son incompatibles con lo que he visto y experimentado en Uber y ya no puedo continuar como presidente del negocio de viajes compartidos”, agregó Jones.

En un correo electrónico dirigido al personal el pasado domingo, Kalanick dijo que Jones “tuvo un impacto importante en la compañía” durante sus seis meses allí. “Después de anunciar nuestra intención de contratar a un COO, Jeff llegó a la dura decisión de que no ve su futuro en Uber”, escribió Kalanick, según una copia del correo electrónico. “Queremos agradecer a Jeff por sus seis meses en la compañía y le deseamos todo lo mejor”, escribió Uber en una nota.

Uber, en el candelero por razones ajenas a su negocio

Jones no es la única salida de Uber. Brian McClendon, vicepresidente responsable del programa de cartografía de la empresa, afirmó su marcha de la compañía para retornar a Kansas, su ciudad natal.

Uber ha estado en el candelero este año por razones que poco tienen que ver con su negocio. La aplicación de San Francisco fue acusada de socavar una huelga de taxis contra la prohibición de inmigración del presidente estadounidense Donald Trump en enero. Kalanick se retiró del consejo de asesores de negocios de Trump después de que un movimiento #DeleteUber comenzara a cobrar impulso. En febrero, una ex empleada escribió una entrada en el blog sobre sus experiencias de acoso sexual mientras trabajaba para la compañía. Asimismo, Uber también enfrenta una demanda de la compañía autónoma de autos Waymo de Alphabet Inc. por presuntamente robar secretos comerciales.