Uber pierde la licencia para operar en Londres

La oficina de transporte de Londres ha decidido no renovar la licencia de operación de Uber en la capital británica y no podrá utilizarse desde el 30 de septiembre, cuando vence el permiso. El regulador entiende que la empresa de economía colaborativa no está facultada para poseer una licencia de operador de contratación privada.

La autoridad cree que la conducta de Uber demuestra una falta de responsabilidad corporativa, basándose en una serie de problemáticas generadas que tienen implicaciones potenciales para la seguridad. Uber estaba en la mira de los sindicatos, reguladores y el sector tradicional del taxi por sus condiciones laborales.

La decisión da una victoria al sector de los tradicionales taxis negros

La retirada de la licencia ya es vista como una victoria de los ‘black cabs’, los taxis negros icónicos de Londres. Mientras que los conductores de taxis deben pasar exigentes pruebas antes de recibir la licencia, los requisitos son mínimos para el caso de Uber.

La decisión afectará a los 40.000 conductores que trabajaban en la ciudad con Uber y será un duro golpe para la aplicación, que tiene en Londres una de sus grandes bases. La empresa apelará la decisión en el plazo de 21 días que se le habilita ahora, han informado fuentes de la compañía.

Las sombras de caos operativo e irresponsabilidades han acompañado a Uber desde su nacimiento. Su cofundador, Travis Kalanick, dejó de ser el consejero delegado en verano en medio de escándalos de acoso laboral. Su sucesor, Dara Khosrowshahi, enfrenta ahora un nuevo frente.

Nuevo revés para Dara Khosrowshahi, que acaba de tomar el relevo de Kalanick

Loading...