UGT da por muerto el acuerdo salarial con la patronal

UGT ha dado “por muerto” el acuerdo salarial que negociaban los sindicatos con la CEOE y Cepyme para 2017, después de que la última propuesta mejorada de la patronal siga sin incluir una cláusula de garantía salarial.

El secretario general de UGT, Pepe Álvarez, ha asegurado durante una conferencia en Burgos que da “por muerto” el acuerdo de negociación colectiva para 2017, después de que la patronal “se descolgara” con una propuesta, acordada hace tres meses, pero comunicada ayer para simular que se trataba de “un último intento”.

La CEOE eleva el suelo al 1,2%

El último planteamiento de subida de la CEOE, que oscila entre el 1,2 % y el 2 %, más medio punto adicional en función del sector y empresa, estaba ya acordado hace tres meses, ha dicho Álvarez, y sólo quedaba pendiente la “irrenunciable cláusula de revisión salarial” –que liga sueldos a inflación-.

Este martes el secretario general de CCOO, Unai Sordo, afirmó que “no da por fracasada” la negociación, pero volvió a insistir en que si no se incluye la cláusula las bandas salariales tendrían que ampliarse.

La cláusula de garantía sigue siendo irrenunciable

La propuesta de ayer de la patronal era la tercera, después de que planteara primero una subida de hasta el 1,5%, que mejoró con una horquilla de entre el 1% y el 2%, más medio punto adicional. Los sindicatos, por su parte, pedían un alza del 1,8% al 3%, incluyendo la cláusula de garantía salarial.

Para el líder de UGT, “los convenios colectivos han superado ya esa subida”, por lo que a partir de ahora van a mirar ya a 2018, con la perspectiva de abordar cuestiones, no sólo de carácter salarial, sino también otras “que han quedado sin respuesta encima de la mesa”. Por su parte, CEOE y Cepyme señalaron ayer que la “gran mayoría” de los convenios se están firmando entre incrementos del 0,5% y el 2%.

Reforma del sistema

Álvarez quiere negociar una reforma del sistema de relaciones laborales, porque parte de los problemas del mercado de trabajo son fruto de no haberla abordado a fondo antes las organizaciones sindicales, empresariales y el Gobierno.

“Si alguien cree que con un proceso de degradación de las condiciones laborales y salariales es posible mantener la seguridad ciudadana, se ha equivocado”, ha asegurado, porque “hay una relación directa entre la manera de vivir y la manera de producir”.

Asimismo, ha dicho que hay una relación directa entre los salarios, los impuestos que se pagan por esos salarios y los servicios públicos que a su vez son financiados con la recaudación fiscal. Para Álvarez, “no es casualidad que los países en los que hay un alto nivel de seguridad coinciden con un alto nivel de bienestar de los ciudadanos”.

Loading...