Una decena de empresas catalanas implantarán el currículum ciego en la selección de personal

Este otoño, una decena de empresas catalanas, de un total de 78 de ámbito estatal, empezarán a implantar el currículum ciego en sus procesos de selección de personal. Se trata de un sistema de contractación que valora únicamente los méritos y las capacidades de los candidatos, sin mostrar datos que podrían suponer un motivo de discriminación como el sexo o la fotografía.

De esta forma, se pretende “eliminar estereotipos en fases preliminares de la contratación privada”, tal y como ha explicado la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Dolors Montserrat. “Barreras invisibles” que sufren muchas mujeres y estereotipos “como pueden ser el sexo, la raza o cualquier descripción física que no guste a la persona que contrata”, quedarán fuera de las fases preliminares de los procesos de selección.

El currículum ciego pretende eliminar estereotipos y barreras en la contratación de los colectivos más vulnerables

La iniciativa es voluntaria y cada empresa puede decidir si quiere sumarse o no. Montserrat asegura que no es partidaria de regularlo porque considera que hay que completar “una transformación de la sociedad” que no puede producirse con obligaciones. La ministra ha lamentado que “aunque en España existe la igualdad jurídica, aún falta llegar a la real”, y ha insistido en que es un trabajo de toda la sociedad “no darle la espalda al talento femenino”.

Dolors Montserrat ha anunciado este nuevo protocolo en el Círculo de Mujeres de Negocios. La presidenta de esta entidad, Elena Faba, ha afirmado que el currículum ciego es una medida “innovadora y enérgica” que garantiza que “las capacidades prevalezcan sobre los sesgos inconscientes de las personas que realizan la selección de personal”, y que se utiliza ya en diversos países europeos.

La iniciativa es voluntaria y se aplicará a partir de este otoño en casi 80 empresas de todo España

Uno de los problemas de los procesos de selección habituales, ha señalado Faba, es que muchas personas son rechazadas en las fases iniciales “porque no se encuentran entre el grupo dominante de la organización”, lo que supone “la pérdida de un valor incalculable”, hecho se agrava en los puestos de dirección donde “la preservación del statu quo prima sobre las capacidades”, ha afirmado la presidenta de la entidad.

El objetivo es que el currículum ciego no sea una medida aislada, sino “un compromiso firme para resolver problemas y no solo paliar síntomas” ya que, ha apuntado Faba, mientras los procesos de selección “permitan la subjetividad, en un momento u otro se producirá la discriminación”.

Loading...