Worldsensing capta 8,3 millones y se establecerá en EE.UU. y Asia

Woldsensing, la empresa de soluciones industriales y de movilidad basadas en el internet de las cosas (IoT) creada en el 2008 en Barcelona, ha cerrado su ronda de inversión serie B por 8,3 millones de euros.

La empresa, que vende soluciones de software y hardware, acumula desde sus inicios una inversión recibida de unos 15 millones de euros, explica el cofundador y consejero delegado, Ignasi Vilajosana.

Este año prevé duplicar ventas, hasta 10 millones de euros

Esta última ronda ha estado liderada por McRock Capital, fondo especializado en el internet de las cosas (por ejemplo, gestiona el fondo de innovación de Caterpillar, que ya fabrica camiones autoconducidos), y ETF Partners, fondo europeo especializado en sostenibilidad, y han participado también Cisco Investments, que ya había invertido en la empresa en el 2015. Además, en el capital está Mitsui, la Fundación Entrecanales, Kibo Ventures, Endeavor Catalyst y business angels. Los fundadores, Ignasi y Xavier Vilajosana, Jordi Llosa y Mischa Döhler, siguen en la empresa.

En el 2016, la empresa facturó 4,7 millones de euros, y este 2017 espera situar sus ventas “entre 8 y 10 millones”. “El mercado madura y tenemos canales establecidos, con distribuidores y partners en más de 40 países”. Worldsensing cerró el 2016 con una plantilla de 48 personas, y actualmente son 73, la mayoría en Barcelona, además de pequeñas sedes comerciales en Londres y Los Ángeles, explica Vilajosana.

La plantilla ha pasado en pocos meses de 48 a 73 personas

Los nuevos fondos se destinarán a seguir creciendo: en el 2018, “estableceremos bases para el desarrollo de negocio en EE.UU. y en Asia”, explica el consejero delegado. “Es una apuesta de crecimiento agresivo. Hay oportunidad en el mercado, y nos hemos encontrado un océano azul, no hay competencia global. En smart cities hay mucho ruido, pero nadie hace digitalización completa, desde el hardware hasta la inteligencia”.

Vilajosana asegura que “operativamente la compañía está en resultado positivo y podríamos crecer al 40% anual. Pero para crecer al 120%, y hay demanda, por eso necesitamos capital”.

El área de smart cities impulsa el negocio

Alrededor de la mitad del negocio corresponde a smart cities y la otra a industria; igualmente se reparte entre software y hardware (los dispositivos son sensores, placas y chips que produce un proveedor en el Vallès Occidental). “Lo que más nos diferencia es que somos capaces de entender las necesidades de digitalización de un sector y dar la solución completa”. Prevén extender sus actividades en sectores afines: en industria, ahora operan en construcción de obra civil y en minería (sus sensores están en el canal de Panamá, o ha ganado la renovación del metro de París), “y nos podrían interesar el agua o el ferrocarril”.

“La empresa cumple sus etapas. Ya hemos demostrado que la tecnología funciona y que tiene mercado. Ahora el reto es ser capaces, como organización, de escalar lo bastante rápido”.

“Hemos demostrado que la tecnología funciona y que tiene mercado”, señala Vilajosana

Loading...