Consternación en tres hogares de Portoviejo | El Diario Ecuador

Manuel Menéndez García (53), Leisberth Viteri Mendoza (20) y Marcos Q.M. (17) perecieron como consecuencia de las graves quemaduras provocadas por una descarga eléctrica. Ellos movían un andamio para fundir una viga, sin percatarse de que el objeto metálico hizo contacto con el tendido de alto voltaje.

La descarga resultó letal y originó lesiones en los mencionados, así como afectaciones a cinco personas, quienes sin embargo no dudaron en auxiliar a sus amigos para desprenderlos de la fatalidad, siendo tocados por la energía eléctrica. Los heridos fueron llevados al hospital Verdi Cevallos, donde sus vidas se fueron apagando paulatinamente a pesar de las atenciones prestadas.

El adiós. Los cuerpos de Manuel Menéndez García y Leisberth Viteri Mendoza fueron velados juntos en la casa del primero de ellos, localizada en la calle Alberto Lara de la parroquia Simón Bolívar, frente a la cancha del reasentamiento de El Guabito.

Lisbeth Menéndez, hija de Manuel, expresó que su padre por muchos años se dedicó a trabajar en la albañilería, siendo maestro de obra, es decir el que dirige la construcción e indica las acciones a seguir de sus ayudantes.

El viernes, como todos los días, llegó para almorzar y con la seriedad que lo caracterizaba, se tomó la hora de reposo; luego salió de casa rumbo al trabajo, ubicado a unos 20 minutos de su domicilio. La hija expresó que tenían dos meses laborando en trabajos de construcción de una granja avícola en la colina cercana conocida como La Alborada.

Triste noticia. Lo siguiente que supo de él fue por un amigo que arribó al lugar para informar la infausta noticia.

La familia se desplazó al hospital Verdi Cevallos y pasadas las 17h30 les informaron el deceso.  

Dioris Mendoza, por su parte, expresó que su hijo a pesar de la edad era muy responsable. Durante la semana estuvo muy concentrado en la actividad, ya que el maestro Menéndez estaba siempre pendiente de su desempeño.

Entre Menéndez y Viteri existía una buena amistad, dijo la madre del joven, agregando que en broma se habrían dicho que si les pasaba algo se velarían juntos, y tras la desgracia recordaron el pacto y le dieron cumplimiento. Manuel Menéndez será sepultado en el cementerio Jardines de Manabí pasado el mediodía de hoy, a Leisberth Viteri lo sepultarán en el cementerio general.

Además, el otro fallecido, Marcos Q. M., quien en noviembre próximo cumpliría los 18 años de edad, tenía la costumbre de ir a la obra en la granja, ya que el dueño le pedía su ayuda. Milton Mosquera, su tío, manifestó que Marcos era soltero.

Loading...