Joven de 18 años fue estrangulada, su expareja es sospechoso | El Diario Ecuador

21

Ellos salieron a disfrutar de las fiestas patronales de San Camilo en compañía de su presunto asesino, Jhon Z., de 19 años, quien habría huido después de estrangularla.

La mujer fue hallada muerta a las 16h00 de ayer en la casa de su expareja, ubicada en el sector Los Chapulos, de la parroquia San Camilo.

Al lugar llegaron agentes de la Dinased para hacer el levantamiento del cadáver. La policía investiga el caso como nuevo femicidio.

Sonia Bernita, tía de la víctima, contó a El Río que hace ocho días Fiamara había llegado de Guayaquil. “Ellos estaban separados, él era celosísimo. Ella se fue donde la abuelita, en Guayaquil, y de allá regresó con él.

Según la mamá, andaban solo como amigos y así se habían ido a pasear ayer (sábado) a los carruseles junto a sus hermanitos”, comentó afligida la familiar, asegurando que luego de llevar a los niños de paseo, la pareja regresó a la casa de la mamá de la fallecida y después volvió a salir.  

“Los vieron juntos como hasta las 03h00, parece que después han ido a la casa  de la mamá del chico, donde la encontraron muerta”, precisó Bernita, indicando que ambos tenían constantes problemas.

“Una vez él le puso el cuchillo en el cuello y la fue cortando”, recordó Bernita, quien frecuentemente aconsejaba a su sobrina de que tuviera cuidado con esa relación conflictiva. 

La matan. Fernando J., familiar del presunto agresor, indicó que la víctima y su primo tenían cerca de tres años de relación; sin embargo, hace unas semanas habían terminado. 

“Estaban peleados y supuestamente no iban a volver más porque ella le descubrió una infidelidad, por eso me sorprendió verlos juntos ayer, andaban bien, como si nada hubiese pasado”, relató sorprendido Fernando, quien encontró el cuerpo de Fiamara Loor en una de las habitaciones de la casa.

“Él (Jhon Z.) le había dicho a un amigo que la había golpeado fuerte, empezamos a buscarlo y no lo encontramos, decidimos venir a la casa, dañamos el candado de la puerta y ahí fue cuando encontramos a Fiamara en el cuarto, estaba estrangulada”, indicó el familiar.