Navidad en una carpa | El Diario Ecuador

13

 El muñeco se quemó en un incendio que terminó con casi todos los enseres de la vivienda en que habitaba la familia. 

Este hecho sucedió en la urbanización Sí Vivienda, a las 21h00 del viernes. 

Paradi manifestó que cuando llegó del trabajo a su hogar no había nadie, porque sus tres hijos habían asistido a una novena en el parque del barrio. 

Dejó el regalo sobre la cama, se cambió y se reunió con sus hijos para la celebración. Habían pasado unos 15 minutos cuando vio correr a uno de sus vecinos y gritar “¡Se quema una casa!”.

Ella nunca pensó que se trataba de la suya, pero fue otro vecino el que tomó de un hombro a su hijo y le dijo “¡Es tu casa!”. Al acercarse, ya habían vecinos apagando el fuego y sacando las cosas. 

Las llamas se extendieron por todo el interior, solo la fachada resultó sin daños. 

Cuando miembros del Cuerpo de Bomberos llegaron, el fuego ya había sido apagado, pero ellos realizaron una inspección en la estructura y le pidieron a Paradi no mover nada hasta que llegara un perito a levantar un informe para esclarecer las causas.

En una carpa. Desde la noche del incendio, Viviana y sus tres hijos duermen en una carpa que les prestaron. La ubicó frente a su casa. 

Ayer fueron los vecinos quienes le dieron el almuerzo, porque el fuego también consumió las compras navideñas. Ella tenía pensado cenar arroz con pollo, pero ahora no tiene ni siquiera dónde cocinar, ya que no puede limpiar la vivienda hasta que lleguen a hacer el informe para determinar las causas del percance. 

Es por eso que apela a la voluntad de las personas que puedan donarles colchones y ropa, para no pasar una Navidad tan triste. 

Paradi es madre soltera y trabaja en una fábrica de procesamiento de pescado. Contó que lo que gana no le alcanza para reconstruir su vivienda, ya que necesita cambiar el tendido eléctrico y pintar. 

Hasta que pueda hacerlo, seguirá  durmiendo con sus hijos en la carpa. 

La casa de Viviana Paradi es la segunda que se quema en Sí Vivienda en este año. 

En julio, la casa de Silvia Mendoza, quien tiene un hijo con discapacidad, también se quemó. Ella denunció en aquella ocasión que se trató de un atentado. La Fiscalía investiga.