Sicarios le dan cinco balazos y sobrevive | El Diario Ecuador

Ocurrió en la calle 7 y avenida 16, de Manta, a las 21h30 del martes. 

La Policía informó que el herido fue atacado cuando caminaba con un amigo y después de la ráfaga de disparos avanzó una cuadra en busca de ayuda. 

Pero al llegar a la siguiente esquina Jonathan F. se sentó en el filo de la vereda. No podía más.  Mientras tanto, los vecinos que habían escuchado las detonaciones llamaron a emergencias. Minutos después, llegaron paramédicos del Cuerpo de Bomberos y lo trasladaron hasta el hospital Rafael Rodríguez, donde permanece internado. 

Según un informe médico, el hombre presenta  cinco disparos: uno que entró por el hombro y le salió por el cuello, dos en el brazo derecho, uno en la espalda y otro en el abdomen. Pero a pesar de sus heridas su estado de salud es estable y permanece con resguardo policial.  

Allanamiento. La Policía informó que después del atentado se realizó un allanamiento en la casa  del amigo que acompañaba a Jonathan C. En su declaración indicó que los causantes del atentado se movilizaban en un auto, eran jóvenes de aproximadamente 20 años.  Además, vecinos del lugar confirmaron que los sicarios se movilizaban en un auto.

Hasta el lugar del atentado llegó personal de la Unidad Criminalística, quienes cercaron la escena y recolectaron varios indicios que ayudarán a esclarecer este intento de asesinato.  

En el lugar  se pudo recolectar como indicios diez casquillos de bala, dos cartuchos nueve milímetros y una bala de plomo.  

El capitán Santiago Markowich estuvo a cargo  de la investigación preliminar y se pudo determinar que una de las causas de este atentado sería el microtráfico. Por este hecho no hubo personas detenidas, pero la Policía abrió una investigación para dar con el paradero de los autores. 

Según el Código Integral Penal (COIP), este delito se sanciona con el artículo 240, que establece una pena que va desde los 16 hasta los 25 años de cárcel.

El último asesinado en Manta fue Ángel Solórzano, a quien le dieron 15 puñaladas. 

Ocurrió en su casa, ubicada en el barrio la Libertad, el sábado 19 de agosto. 

Según datos de la Policía, en lo que va del año 2017  se han registrado 20 muertes  violentas entre Manta, Montecristi y Jaramijó.  

Loading...