Un ‘ángel’ salvó a Fidel de morir en trágico accidente | El Diario Ecuador

Fidel se encuentra internado en la clínica Bermúdez. Su familia no se despega de él. 

Con una voz pausada y acostado sobre la cama en la que permanece desde el viernes anterior Fidel recordó los minutos de terror que vivió cuando se registró la tragedia. “Yo estaba hablando por teléfono con mi mamá. Luego, al ver que tenía poca carga, me levanté de mi asiento y fui hasta la cabina para pedir al chofer que me cargue el celular. El conductor retira su teléfono del puerto de carga y conecta el mío, él se puso a chatear y me fui a mi asiento. Minutos después sentí el golpe”, dijo.

Todo ocurrió tan rápido que lo único que escuchaba Fidel eran los gritos de los demás pasajeros. “Al momento de volcarnos varias personas cayeron sobre mí. Yo no sé de dónde ingresó tanta tierra al carro, yo quedé con mi rostro tapado por la tierra. Una chica me ayudó, ella fue mi ángel, ella llegó a salvarme. Sacó a las personas que estaban encima de mí y me retiró del bus”, puntualizó Fidel.

Él quiere encontrar a la persona que lo salvó de morir. “Quiero agradecerle. Era una chica flaca y alta”, expresó.

Cruz Quiñónez, madre de Fidel, llora al ver a su hijo postrado en una cama. En medio de las lágrimas la mujer pide a los choferes ser más responsables. 

Producto del accidente Fidel no tiene movilidad en sus piernas, pues dos vértebras fueron afectadas. “Mueve los brazos, pero no sus piernas. Estamos haciendo lo posible para que sea transferido a una casa de salud en Guayaquil”, puntualizaron sus parientes. 

El día de la tragedia Fidel se dirigía a Zapotillo (Loja) para entregar unos gallos de pelea (trabaja como preparador de gallos finos).  

Dice que la noche del jueves salió desde Ibarra, ciudad donde vive, llegó a Quito, pero el carro directo que debía tomar lo dejó y por ello optó por viajar en la Zaracay hasta Guayaquil y posterior hacer trasbordo hasta Zapotillo.

En el hecho, ocurrido el viernes a las 07h30, en el kilómetro 33 de la vía Santo Domingo-Quevedo, fallecieron cinco personas, y unas 26 resultaron heridas.

Fiscalía. José Robles, fiscal que lleva el caso, dijo que implementarán todas las técnicas investigativas para determinar presuntos responsables. Añadió que los conductores de los vehículos involucrados en el accidente no han sido identificados. 

“Existe un informe preliminar de la Oficina de Investigación de Accidentes de Tránsito (OIAT), de la Comisión de Tránsito del Ecuador (CTE). Se investigará todo conforme a la ley para determinar responsabilidades”, afirmó.

De su lado, la familia de Sara Arteaga, una de las fallecidas, pide justicia. 

Sara fue sepultada ayer en la tarde en la cooperativa Jesús del Gran Poder, ubicada en el kilómetro 17 de la vía a Quito.

Loading...