Actuación dividida de los políticos catalanes en su primer día laborable cesados

Los políticos catalanes afrontan su primer lunes desde que fueron cesados el viernes con la aplicación del artículo 155 por parte de Mariano Rajoy y la disolución del Parlament para convocar elecciones el 21 de diciembre. El expresidente, Carles Puigdemont, juega al despiste con una foto desde el Palau de la Generalitat, mientras que entre sus consejeros muestran división en cómo actuar.

Josep Rull sí ha acudido a la Consejería de Territorio y Sostenibilidad, aunque no ha entrado por la puerta principal. Los empleados los han esperado en la puerta, y el exconseller ha compartido una foto en Twitter en la que aparece sentado en su despacho y en la que aparece prensa del día.

“En el despacho, ejerciendo las responsabilidades que nos ha encomendado el pueblo de Cataluña. #seguimos”, ha escrito. Menos de una hora después de su llegada, Rull ha salido de la Conselleria entre aplausos de los trabajadores en dirección a la sede de PDeCAT, donde la actividad ha empezado pronto esta mañana. 

La hasta ahora presidenta del Parlament, Carme Forcadell, ha llegado a la cámara catalana un poco antes de las 8.00 horas. Carles Puigdemont, por su parte, no ha especificado si la imagen compartida en Instagram es de hoy. En la foto se ve un patio interior de la Generalitat y un trozo de cielo con nubes, aunque Barcelona ha amanecido despejado.

Bon dia 

Una publicación compartida de Carles Puigdemont (@carlespuigdemont) el

Los exconsejeros que no han ido

Por su parte, el hasta ahora vicepresidente, Oriol Junqueras, se encuentra la mañana de este lunes en la sede de su partido, ERC, y no ha ido a la sede de la Consejería de Economía. Sí lo han hecho su número dos, Lluís Juncà, y Pere Aragonès, secretario de Economía también cesado.

La extitular de Ensenyament, Dolors Ponsatí, el de Salud, Toni Comín, y el de Justicia, Carles Mundó, tampoco han acudido, de momento, a los que habían sido sus puestos de trabajo este lunes. En la Consejería de Interior no está Joaquim Forn. Sí ha acudido a la sede su mano derecha, Cèsar Puig, que asegura que “no me siento cesado”. 

Usurpación de funciones

Los altos cargos cesados que decidan acudir a sus hasta ahora puestos de trabajo pueden encontrarse con representantes del Gobierno, que toman el control de la administración catalana con Soraya Sáenz de Santamaría al frente a partir de este lunes. Los que no han sido destituidos son los directores generales, que sí han ido a trabajar. 

Los miembros del Govern cesado que se nieguen a abandonar sus funciones pueden incurrir en un delito de usurpación de funciones.

Loading...