Inicio España Casado se prepara para dar la batalla ideológica frente al feminismo y...

Casado se prepara para dar la batalla ideológica frente al feminismo y el ecologismo que quiere abanderar la izquierda

El PP, que tampoco quiere esquivar el debate con Vox, impulsará un área de Libertades y Ciudadanía para explicar sus posiciones

MADRID, 19 Ene. (EUROPA PRESS) –

El líder del PP, Pablo Casado, quiere que en esta legislatura su partido esté preparado para dar la batalla ideológica al Gobierno de PSOE y Unidas Podemos en asuntos como el feminismo, el ecologismo o la lucha contra la despoblación, que son presentados como «patrimonio de la izquierda», según han indicado a Europa Press fuentes del partido. Con ese objetivo, el PP no esquivará estos debates sino que intentará explicar sus posiciones y entrar en el cuerpo a cuerpo como se ha visto en el reciente encontronazo con el Ejecutivo de coalición por el llamado ‘pin parental’.

Casado aseguró el pasado lunes ante la plana mayor de su partido que el PP debe liderar la centralidad y la moderación, para atraer a votantes incluso socialistas que se sienten «engañados» por Pedro Sánchez. Pero al mismo tiempo considera que no puede dejar de exponer sus posiciones ni dejar que el nuevo Ejecutivo le sitúe en el ámbito de la «crispación o la radicalidad» que, según fuentes ‘populares’, es la línea que quieren imponer los argumentarios de Moncloa.

Ese discurso «centrado» de Casado fue aplaudido el pasado lunes en la reunión de la Junta Directiva Nacional del PP -máximo órgano de la formación entre Congresos– y por los barones territoriales en el almuerzo posterior celebrado en la sede nacional de ‘Génova’, en el que también se habló de que el partido debe dar esas batallas y no dejar que se las apropie la izquierda, según las fuentes consultadas.

Sin embargo, algunas voces del partido ya expresan en privado su temor ante la posibilidad de que de nuevo el PP se deje arrastrar por Vox en asuntos como el ‘pin parental’, una medida que obligaría a informar a los padres de las actividades que se realicen en las aulas dentro de las actividades complementarias por parte de personal ajeno al docente. El partido de Santiago Abascal ha puesto esta propuesta como condición para apoyar los Presupuestos en regiones como Murcia o Madrid.

EL CAMBIO CLIMÁTICO Y LA IGUALDAD

El Partido Popular quiere poner en valor todos los logros que ha alcanzado en materia de medioambiente en un momento en el que la preocupación por el cambio climático ha situado este tema en el primer plano de la agenda política y social.

«El primer ministerio de Medio Ambiente lo creó el PP y firmó Kioto y París y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU. ¿Qué lecciones nos van a dar a nosotros de desarrollo medioambiental?», se preguntó hace unos días Pablo Casado en un acto de partido en Alcobendas (Madrid).

De la misma manera, la igualdad entre hombres y mujeres se ha convertido en una de las grandes prioridades a nivel global y en este sentido el PP defiende que su formación ha demostrado su compromiso con la igualdad real de las mujeres, pero «con hechos», apostando en sus Gobiernos por «más creación de empleo, lucha contra la brecha salarial y más conciliación», aseguran dentro de la formación.

NO ADMITIR LECCIONES DE LA IZQUIERDA

Casado quiere trasladar a la opinión pública que el PP no va a aceptar «lecciones de la izquierda» en este tipo de asuntos y con ese objetivo prepara también a sus cargos para que no esquiven este tipo de debates sino que defiendan públicamente la labor y medidas puestas en marcha por el partido cuando ha tenido responsabilidades de gobierno, añaden fuentes del partido.

Pero el PP que dirige Casado tampoco quiere rehuir el debate con Vox en temas como la violencia de género. En la cúpula del partido elogiaron que el pasado mes de septiembre el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, se encarase con el portavoz de Vox en el Consistorio, Javier Ortega Smith, por presentarse en el minuto de silencio por una mujer asesinada en Madrid con una pancarta que negaba la violencia de género.

Sin embargo, algunas voces dentro de los populares cuestionaron en su momento que en el debate electoral previo a las elecciones generales Casado no entrara a rebatir algunas de las falsedades que, en su opinión, lanzó Santiago Abascal en temas como el Estado de las Autonomías o la Ley de Violencia de Género y las denuncias falsas en horario de máxima audiencia.

Por lo pronto, y para preparar esa batalla ideológica frente a la izquierda pero también frente a Vox, Casado ha decidido crear en el Grupo Popular del Congreso el área de Libertades y Ciudadanía, al frente del cuál estará Pilar Marcos, diputada y exjefa de gabinete de Cayetana Álvarez de Toledo.

CRUCE DE REPROCHES POR EL ‘PIN PARENTAL’

El último encontronazo entre Gobierno y PP se ha producido a raíz del llamado ‘pin parental’, después de que el Gobierno murciano haya firmado un acuerdo con la formación de Santiago Abascal que incluye implantar esta medida. Tras anunciar el Gobierno de Sánchez un requerimiento al Ejecutivo de Fernando López Miras para que retire esa medida, el PP ha recalcado que funciona en esa comunidad «con normalidad» desde hace «ocho meses» sin generar «ninguna queja».

El PP, que no habla de la palabra ‘pin parental’ sino de «autorización para que los padres puedan elegir a qué charlas extracurriculares llevan a sus hijos», no rehuirá el cuerpo a cuerpo en este asunto. «Mis hijos son míos y no del Estado, y lucharé para que este Gobierno radical y sectario no imponga a los padres cómo tenemos que educar a nuestros niños. Saquen sus manos de nuestras familias», espetó Casado el viernes a la ministra de Educación, Isabel Celaá.