Cifuentes aporta un nuevo documento de su máster: una carta del profesor Chico al rector de la URJC admitiendo el error

17
Actualizado 04/04/2018 19:49:53 CET

SIGUE EN ESTE DIRECTO TODO SOBRE LA COMPARECENCIA DE CIFUENTES

MADRID, 4 Abr. (EUROPA PRESS) –

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha aportado un nuevo documento de su máster en la Universidad Rey Juan Carlos (URJC), una carta del profesor Pablo Chico al rector, Javier Ramos, admitiendo “el error de transcripción relacionado con la plataforma informática donde se vuelcan las notas”.

Cifuentes ha enseñado la misiva desde el estrado en el que ha comparecido este miércoles, en el marco del pleno extraordinario por la polémica del máster, y donde ha indicado que como se “ha insistido tanto” en el tema de la documentación, hoy quiere aportar “otro documento más, que hasta ahora no se conocía, y que despeja definitivamente cualquier duda”.

Escrito Pablo Chicho URJC (3) by Epinternet on Scribd

La presidenta madrileña asegura que en la carta el profesor Chico “aclara que lo único que se produjo en este asunto fue este error de transcripción relacionado con la plataforma informática donde se vuelcan las notas”. “Y lo que es verdaderamente relevante, explica que este error no me afectó únicamente a mí, sino que afectó también a otros alumnos”, ha añadido.

Por tanto, en su opinión, queda “acreditada la falsedad de un supuesto trato de favor en el procedimiento de corrección de las notas” de su master, “dado que fue utilizado de la misma forma con el resto de los alumnos que estaban en la misma situación”. “Un hecho que a sabiendas se ha silenciado y manipulado convenientemente para echar por tierra mi reputación”, ha lamentado.

EL PROFESOR: CIFUENTES “SE PERSONÓ AL EXAMEN”

En la misiva enviada estos últimos días tras la polémica, a la que ha tenido acceso Europa Press, el profesor señala que en junio de 2012, tiene constancia de que Cifuentes “se personó al examen” de la asignatura ‘Financiación de las Comunidades Autónomas y las Entidades Locales’ porque corrigió él personalmente la prueba.

“No obstante, con tan mala fortuna que al transcribir las calificaciones a la aplicación informática se cometieron varios errores humanos en las actas de los estudiantes de esa convocatoria, debido a que el sistema informático llegado cierto tiempo no guarda las calificaciones introducidas quedando en su estado originario”.

El profesor continúa explicando que los distintos errores “afortunadamente fueron detectados por los interesados en distintos momentos, probablemente cuando se personaron en secretaria o bien cuando fueron a solicitar la expedición del título, como parece haber ocurrido con la estudiante Cifuentes”.

Así, desvela que precisamente una persona de secretaría se puso en contacto con él “advirtiendo de que una estudiante alegaba haber aprobado la asignatura por curso pero sin embargo en las actas aparecía como no presentado”. Tras comprobar la calificación del examen, trasladó a dicha persona del Rectorado que había detectado un error al pasar las notas, lo que le obligó a “tener que rectificar el acta indicando desde ese momento ya sí la calificación correcta”.

También aclara en la carta, para evitar “interpretaciones erróneas en la noticia” que él no fue el tutor del Trabajo de Fin de Máster (TFM) de Cifuentes por el que obtuvo 24 créditos, información que él desconocía, según añade.

Por último, hace constar que los errores al trasladar la nota “no solo corresponden” a Cifuentes sino “también a otras personas anónimas que sufrieron también el avatar de que el sistema no reflejara correctamente su calificación quedando al igual que la anterior estudiante (en relación a la presidenta madrileña)”.

“Por consiguiente, y en honor a la verdad, si se accede al expediente académico completo de la asignatura, puede comprobarse que se trata de un error humano provocado por la herramienta informática que se utiliza para transcribir las calificaciones, si bien afortunadamente se han podido igualmente corregir a otros estudiantes con un decalaje temporal distinto cuando han sido advertidos por los interesados y comunicado por ellos a la Universidad”, concluye en la carta la misiva.

OTROS DOCUMENTOS

Durante la comparecencia, Cifuentes ha recordado el resto de documentos aportados y ha señalado que, en primer lugar, hay constancia documental de su matrícula en dicho máster, realizada ante la Unidad de Postgrado de la Universidad, en todas las asignaturas y por un total de 60 créditos.

También ha defendido que hay constancia documental del pago de dicha matrícula (1.586,39 euros) y de su certificado académico personal, donde figuran las 12 asignaturas del máster, con el número de créditos conseguido (60) y las correspondientes calificaciones, así como también la nota media ponderada (un 7,43).

“Hay constancia documental, en ese mismo documento, de que mi trabajo de fin de máster fue calificado con un 7,5 y de que he autorizado formalmente a la Universidad a hacer público dicho trabajo, pese a su carácter interno”, ha añadido la presidenta madrileña.

En la misma línea, ha continuado señalando que hay constancia documental del pago por la expedición del título académico oficial, por importe de 176,27 euros, emitido el 23 de octubre de 2014 y abonado el 4 de noviembre del mismo año.

“Y además de todo esto, y por si fuera poco, hay constancia documental de que la calificación de No presentado que en algún momento apareció en el sistema informático obedeció a un error de transcripción, detectado al ir a abonar las tasas de expedición del título”, ha explicado.

En este punto, ha explicado que este error fue comunicado en un correo electrónico del 23 de octubre de 2014 por el catedrático de Derecho Financiero y Tributario Pablo Chico a la funcionaria de la Universidad que lo corrigió materialmente.