Colau aprueba los presupuestos de BCN gracias a ERC y PDeCAT

La actitud de los grupos independentistas del Ayuntamiento de Barcelona en la comisión de Economía y Hacienda de este martes ha sido toda una declaración de intenciones. Ada Colau tenía que hacer frente a su principal consecuencia de la rotura del pacto con el PSC de Jaume Collboni, materializada en la aprobación de los presupuestos para 2018.

No le ha sido demasiado difícil, pese al boicot al que llamó la CUP para que la alcaldesa abandonase su ambigüedad de “ni DUI, ni 155”. Colau ha recibido el primer guiño de los partidos que le bailan el agua para “garantizar la gobernabilidad” junto a ellos en la ciudad, ERC y PDeCAT.

Alfred Bosch y Xavier Trias se han abstenido en la votación de la aprobación inicial de las cuentas para el año que viene, facilitando así que la capital catalana pueda avanzar en su actividad diaria y evitando que la alcaldesa vuelva a recurrir a la moción de confianza –que utilizó el año pasado tras no lograr los apoyos necesarios– de nuevo.

Empate y voto de calidad

La sorpresa ha sido, esta vez, por parte del grupo socialista, que también se ha abstenido para dar luz verde a la tramitación “y luego ya veremos”, ha dicho una visiblemente molesta Montserrat Ballarín, tras recordar se ha roto de forma unilateral.

Junto a ellos, también se ha abstenido el concejal solitario, Gerard Ardanuy (Demòcrates de Catalunya), por lo que la votación final ha resultado empate: 11 votos a favor (BComú), 11 en contra (PP, Cs y CUP) y 19 abstenciones. Una situación ante la que se ha recurrido al voto de calidad, por el que finalmente se han aprobado las cuentas para 2018 y se discutirán en el pleno de diciembre.

Incoherencia de Colau

El Área Metropolitana de Barcelona (AMB) también ha aprobado inicialmente sus presupuestos –con los votos a favor de los comunes (Entesa), ERC y PSC– la tarde de este martes en una jornada marcada por la polémica ruptura de los comunes con los socialistas, ya que Colau solo ha rechazado el pacto en el consistorio, no en el AMB.

Ha sido el presidente del grupo popular, Alberto Fernández, quien ha puesto sobre la mesa la falta de coherencia de la alcaldesa al mantener su acuerdo de gobierno con los socialistas en una de las administraciones y se ha preguntado “si Colau le aplica al PSC el artículo 155 solo en la minoría municipal y no en la mayoría metropolitana”. El grupo mayoritario en el AMB es el PSC, con 34 de 90 representantes, mientras que en el ayuntamiento cuenta solo con 4 de los 41 concejales.

Loading...