Comienza el relevo de los policías y guardias civiles desplazados en Catalunya

Hoy ha empezado el relevo de los policías nacionales y guardias civiles que llegaron a distintos puntos de Catalunya hace ya cinco semanas. La gran mayoría pertenece a unidades de orden público y desconocían la fecha de regreso a sus distintos lugares de origen. Tampoco sospechaban que su estancia en Catalunya ser alargaría tanto. Los que más tiempo llevan son algunas unidades de antidisturbios de la Policía Nacional, las UIP, (Unidades de Intervención Policial) que ya superan las cinco semanas alejados de sus casas.

En cualquier caso, entre hoy y el miércoles, el ministerio del Interior espera haber podido reemplazar la práctica totalidad de sus efectivos. Los relevos se están realizando de manera escalonada. Como fue la llegada. Un ejemplo. En Madrid trabajan habitualmente 12 grupos operativos de la UIP. Seis están en Catalunya y el resto se ha quedado trabajando en la capital. Pues bien, en estos tres días, los seis repartidos entre un barco, cuarteles y hoteles de Salou se irán sustituyendo, de dos grupos en dos, por los seis que han permanecido en Madrid. Será un intercambio. Y la idea inicial es que dentro de un mes, se sustituyan de nuevo. El ministerio del Interior no quiere que los agentes estén más de un mes fuera de sus casas. Es un compromiso que se ha alcanzado con los sindicatos de la Policía y las asociaciones de la Guardia Civil.

Las UIP de Madrid, Sevilla y Granada ya tienen el relevo cerrado, pero no así unidades como las de Valladolid, que siguen sin saber cuando se intercambiarán con otros compañeros.

Serafín Giraldo, portavoz de la Unión Federal de la Policía, ha confirmado esta mañana a este diario los relevos. Así como las gestiones del ministerio del Interior con la naviera propietaria de las tres embarcaciones en las que hay hospedados buena parte de los funcionarios. La voluntad del Gobierno es seguir contando con los cruceros en los puertos de Barcelona y Tarragona. Moncloa pretende mantener el actual dispositivo de agentes de orden público y con las cifras de agentes que se mueve “es imposible” encontrar un espacio en el que realojar tal volumen de personal.

El mayor número de policías nacional y guardias civiles están alojados en los tres barcos, los dos cruceros del puerto de Barcelona y el de Tarragona. Pero también hay funcionarios que en estas cuatro semanas han ido cambiando de hotel, o siguen alojados en apartamentos turísticos de la costa, o realojados en casas cuartel del ministerio de Defensa. Todos cobran un plus por participar en este dispositivo, bautizado Copérnico, por el origen polaco del astrónomo. Los funcionarios desplazados a Catalunya reciben 100 euros brutos al día. La mayoría cuenta en sus respectivos alojamientos con todas las comidas cubiertas. Pero no en el caso de los policías, principalmente de las unidades judiciales, que están viviendo en apartamentos turísticos y que se pagan ellos las comidas con el importe de las dietas.

El ministerio del Interior nunca ha querido concretar el número de policías y guardias civiles que trasladó a Catalunya con la idea, inicial, de garantizar que no se celebrara el referéndum del 1 de octubre. Ahora la explicación de su permanencia es otra: “garantizar el orden público en Catalunya”. Y habrá que ver que pasa a partir de la aplicación del artículo 155. En su escrito, el Gobierno de Mariano Rajoy dejó la puerta abierta a una “sustitución” de los Mossos d’Esquadra por guardias civiles y policías nacionales, si los primeros no acataban las órdenes de los que con probabilidad serán sus nuevos responsables políticos. Desde Moncloa se insiste en que ese es un escenario lejano al que esperan no llegar, pero que deben contemplar, “por si acaso”.

Loading...