Inicio España Cuatro fiscales, dos abogados del Estado y dos letrados de Vox frente...

Cuatro fiscales, dos abogados del Estado y dos letrados de Vox frente a un total de 17 abogados defensores

Publicado 10/02/2019 11:02:34CET

El secretario general de Vox ejercerá la acusación popular durante el juicio por rebelión y el exconsejero Homs actuará como defensor

MADRID, 10 Feb. (EUROPA PRESS) –

El juicio por el ‘procés’ independentista en el Tribunal Supremo supondrá un enfrentamiento jurídico de alto nivel, con acusaciones defendidas por hasta cuatro fiscales del Tribunal Supremo, dos abogados del Estado y dos letrados de la acción popular ejercida en representación de Vox. Frente a ellos, hasta 17 abogados organizados en diversos equipos que tratarán de evitar las condenas por rebelión, malversación y sedición de los doce encausados por este asunto.

Los fiscales adscritos al caso son Javier Zaragoza, Consuelo Madrigal, Fidel Cadena y Jaime Moreno, que previsiblemente se turnarán en la sala de vistas de dos en dos, según han señalado a Europa Press fuentes del Ministerio Público.

Quizá el más popular de todos ellos sea Javier Zaragoza, un jurista de larga trayectoria que ejerce en el Tribunal Supremo desde 2017, tras ser relevado de la jefatura de la Audiencia Nacional donde permaneció durante dos mandatos. Antes fue jefe de la Fiscalía Antidroga, departamento en el que dirigió acusaciones como las realizadas contra el “clan de los Charlines” o contra ‘narcos’ como “Sito Miñanco” o Laureano Oubiña y está considerado un especialista internacional en esta materia.

De 52 años, Zaragoza tiene también amplia experiencia en País Vasco, donde estuvo destinado en la Audiencia Provincial de San Sebastián durante cinco años, entre 1982 y 1987, periodo en el que fue teniente fiscal y juez de menores. Pertenece a la Unión Progresista de Fiscales (UPF), sufrió un intento de asesinato organizado por parte del narcotraficante Pablo Vioque, que contrató a un sicario para liquidarle, y es además un experto en terrorismo yihadista, materia para la que fue designado coordinador en el alto tribunal por el fiscal general fallecido José Manuel Maza.

También participará en el juicio la primera mujer que ejerció en España como fiscal general del Estado, Consuelo Madrigal, aunque no llegó a completar un mandato competo. Ejerció en este cargo entre enero de 2015 y noviembre de 2016, cuando fue relevada por José Manuel Maza tras la toma de posesión del gobierno de Mariano Rajoy.

Tras su salida del palacio de Fortuny regresó a la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo, donde había ejercido con anterioridad y hasta 2008, momento en el que fue nombrada Fiscal de Sala Coordinadora de Menores por el fiscal general Cándido Conde-Pumpido y renovada en su cargo en 2013 por Eduardo Torres-Dulce.

Menos conocidos son los fiscales Jaime Moreno y Fidel Cadena, aunque el primero ya tuvo protagonismo público durante el juicio celebrado contra el que fuera consejero de Presidencia catalán Francesc Homs. Moreno destacó durante la vista por la rotundidad de su interrogatorio al exmandatario independentista, quien finalmente fue condenado a 13 meses de inhabilitación por un delito de desobediencia grave por organizar la consulta independentista del 9 de noviembre de 2014, que se celebró pese a que había sido suspendida por el Tribunal Constitucional.

ABOGACÍA DEL ESTADO y VOX

Como representante de los servicios jurídicos del Estado se estrenará en este juicio la nueva jefa de lo Penal de este cuerpo, Rosa María Seoane, designada el pasado 4 diciembre en sustitución de Edmundo Bal, a quien la abogada general del Estado, Consuelo Castro, relevó del puesto por pérdida de confianza tras defender la acusación por el delito de rebelión a los líderes independentistas. Seoane, hasta diciembre secretaria general de Adif, será asistida durante el juicio por la también abogada del Estado Elena Sáenz Guillén.

Su antecesor no impugnó durante los 14 meses de instrucción de la causa el criterio de la Fiscalía de que se pudo cometer un delito de rebelión, si bien en el escrito de acusación de la Abogacía del Estado se optó finalmente por acusar por el delito de sedición. Dicho escrito iba firmado por Castro.

La acusación popular la ejercerán los abogados de VOX, que estará representado por el secretario general y el vicesecretario jurídico del partido, Javier Ortega Smith y Pedro Fernández, respectivamente. Ortega Smith es una de las caras más populares del partido presidido por Santiago Abascal, y suele aparecer de forma asidua en tertulias televisivas y radiofónicas.

LAS DEFENSAS

Hasta un total de 17 letrados ejercerán la defensa de los doce acusados en este procedimiento, entre quienes destaca precisamente Homs, que pasa así de condenado a abogado defensor ante los magistrados del Tribunal Supremo, como coordinador de las defensas de los acusados del PDeCAT.

Además de Homs, los exconsejeros Jordi Turull, Josep Rull y el que fuera responsable de la Asamblea Nacional Catalana (ANC) comparten como abogados a Ana Bernaola y Miriam Company, dirigidos por el prestigioso jurista catalán Jordi Pina Massachs. Del mismo despacho es el abogado Pablo Molins, que defenderá al exconsejero Santiago Vila.

Homs también aparece como abogado de los exconsejeros Joaquim Forn y Meritxel Borrás, quienes contarán también en su defensa con el conocido abogado Javier Melero -defensor del expresident Artur Mas y partícipe en reuniones fundacionales de Ciudadanos- y con Judit Gené.

El exvicepresidente Oriol Junqueras y el exconsejeros de ERC Raül Romeva estarán representandos por Andreu Van den Eynde, quien coordina toda la defensa de los acusados de este partido, y que estará ayudado por Estefanía Torrente.

Un equipo diferente asistirá al presidente de Ómnium Cultural Jordi Cuixart, el dirigido por Marina Roig, que completa su equipo con Alex Solá y Benet Salellas. Este último ha defendido durante la instrucción a las procesadas de la Cup Anna Gabriel y Mireia Boya y es muy conocido en la Audiencia Nacional, donde se ha especializado en defensa de acusados por yihadismo.

Finalmente, la exconsejera Dolors Bassa contará con la defensa de Mariano Bergés mientras que el también exmiembro del ejecutivo del president Carles Puigdemont será defendido por Josep Riba.