Duato al juez: "Peña era el asesor de Imanol Arias y nunca había tenido ningún problema"

Imanol Arias tuvo una gran influencia en la decisión de Ana Duato -su compañera de reparto en ‘Cuéntame cómo pasó‘- de poner sus finanzas e impuestos en manos de Fernando Peña, el presunto cerebro del despacho Nummaria a través del cual ambos actores habrían cometido ocho delitos contra la Hacienda Pública, cinco Imanol y tres Ana. Arias también fue un factor importante para que Duato y su esposo, el productor de la serie, Miguel Ángel Bernadeau, rompieran con esa asesoría fiscal, al constatar que la Agencia Tributaria reclamaba al primero un total de 2,7 millones por tributos impagados entre 2005 y 2010. Así lo manifestó la propia Duato ante el juez en su declaración como imputada ante el juez Ismael Moreno -celebrada el pasado 15 de junio- y a la que El Confidencial ha tenido acceso.

Duato, visiblemente nerviosa durante toda su comparecencia, mostró un gran desconocimiento de las cuestiones financieras relacionadas con su trabajo. La actriz aseguró que ella y Bernadeau, su marido y el dueño de Grupo Ganga Producciones, la productora de ‘Cuéntame’, decidieron acercarse al despacho de Fernando Peña al considerarlo una persona muy conocida en su ambiente laboral, “sobre todo porque es [era, ahora ha dejado el puesto] secretario de la Academia de Televisión”. “Es una persona que generaba mucha confianza, era inspector de Hacienda y una persona muy conocedora de la parte jurídica y fiscal”, afirmó Duato. “Eso me daba mucha confianza. Y que era el asesor de mi compañero Imanol Arias desde hacía diez años y no había tenido nunca ningún problema”, añadió.

La intérprete reiteró en todas las ocasiones en las que le preguntaron que el objetivo de su relación con Peña, al menos el que ella conocía, no era evadir impuestos, sino conseguir una renta vitalicia que le asegurara ingresos en épocas de poco trabajo y le amortiguara los vaivenes económicos propios de su profesión. La creación de la estructura societaria a través de la cual, según Hacienda y Anticorrupción, Duato llegó a defraudar 794.390 euros en los ejercicios de 2010, 2011 y 2012, era, según su versión, algo así como “un plan de pensiones”.

“Puedes tener trabajo hoy y mañana no. Como en este momento, que no sé si la serie va a continuar. Me plantea una renta vitalicia para tener unos ingresos”

“Me lo planteó mi asesor como algo necesario para la renta vitalicia. En esta profesión de actriz no sabes muy bien tu recorrido profesional. Puedes tener trabajo hoy y mañana no. Como en este momento, que no sé si la serie [‘Cuéntame’] va a continuar o no. [Mi asesor] me plantea una renta vitalicia para tener unos ingresos cuando mi vida profesional no sea tan activa”.

El informe-denuncia de la Oficina Nacional de Investigación del Fraude (ONIF), dependiente de Hacienda, considera sin embargo que el verdadero fin de esa trama societaria no era sufragar esa renta vitalicia, sino defraudar impuestos. La estructura estaba formada por una Asociación Europea de Interés Económico (AEIE, una suerte de unión de empresas de distintos países de la UE) denominada Gaumukh de la que formaba parte una sociedad patrimonial de la pareja, Ganga Proyectos, y una británica, Nevington Limited. Esta última, a su vez, estaría participada por otras dos sociedades con residencia en Costa Rica, un territorio de bajísima tributación. Mediante los pagos a esta AEIE -camuflados en la apariencia de esa renta vitalicia-, Duato habría conseguido dejar de tributar en su IRPF por una gran parte de sus ingresos al menos durante los tres años investigados.

Para la actriz, sin embargo, todos estos temas escapaban a su conocimiento. Duato dijo desconocer los contratos que firmó para la creación de la trama empresarial defraudatoria y vino a explicar que firmaba lo que le ponían por delante por su “absoluta confianza en Peña”. Cuando el fiscal Tomás Herranz le preguntó si conocía el dinero del que disponía para su vida diaria, la actriz contestó: “No lo sé porque mi trabajo requiere mucha concentración. Trabajo muchas horas al día y me ocupo artísticamente de lo que me toca. Cuando me planteo pasar esa responsabilidad a Fernando Peña me quedo tranquila de que todo está bien hecho, porque lo que pido es poder estar tranquila  y no tener problemas”.

El supuesto desconocimiento de estos temas le causó un rifirrafe con el fiscal anticorrupción, que le insistió sobre si en algún momento había pensado en cómo iba a vivir diariamente. “Lo digo porque aquí todos trabajamos bastante, pero todos lo hacemos por dinero y todos miramos el dinero que nos pagan para poder disponer de él. Usted, de esas preocupaciones, ¿ninguna?”, le lanzó Herranz. Cuando Duato le respondió que para conocer esos datos tendría que mirar sus papeles, el representante del Ministerio Público le recordó que era una cantidad que había cobrado durante años. “Digo yo que es exigible que usted sepa cuánto recibía mensualmente”, inquirió. La tensión solo la relajó el juez al recordar al fiscal que, como cualquier imputado, Duato estaba en su derecho a no declarar. “Gracias”, dijo Duato aliviada.

La protagonista de ‘Cuéntame’ manifestó también que desconocía todos los detalles de la estrategia defraudatoria supuestamente diseñada por Peña para ella y su marido. Aseguró que desconocía qué parte de sus ingresos se quedaba y cuál enviaba a la estructura societaria con ramificaciones en Reino Unido y Costa Rica. Tampoco sabía si Gaumukh AEIE realizaba algún trabajo aparte de gestionar la supuesta renta vitalicia que, según su versión, le proporcionaba. Tampoco le sonaba el nombre de Bernal Zamora Arce, el supuesto testaferro que también lo fue del exconsejero de la Comunidad de Madrid, Francisco Granados, y de su lugarteniente David Marjaliza, los principales imputados del caso Púnica. Era su marido el que se ocupaba de todo aquello. 

La actriz aseguró desconocer qué parte de sus ingresos se quedaba y cuál enviaba a la sociedad con ramificaciones en Reino Unido y Costa Rica

La actriz también se refirió a los 970.000 euros que pagó a Hacienda el pasado febrero por la inspección que se le abrió en 2014 sobre los ejercicios en los que cometió sus supuestos tres delitos (2010 a 2012). Se trataba de un acta firmada por ella en disconformidad y que tiene la intención de recurrir ante los tribunales contencioso-administrativos, aunque todavía no lo ha hecho. A preguntas de su abogado, Enrique Molina, Duato declaró que, a raíz de esa comprobación le impusieron una sanción que Hacienda calificó como “leve”, y que esa sanción es anterior al inicio del ‘caso Cuéntame’.

Sin embargo, según el informe de la ONIF que dio lugar a la querella de Anticorrupción, la inspección de Hacienda que dio lugar al abono de esa cantidad por Duato se realizó sin detectarse por parte de la Agencia Tributaria que la estructura societaria creada para ella por Nummaria tuviera “fines defraudatorios”. Ahora que se conocen esos objetivos, ese organismo dependiente de Hacienda entiende que “podrían concurrir los elementos propios de un delito contra la Hacienda Pública” en cada uno de los ejercicios investigados.

El actor Imanol Arias, a su salida a la Audiencia Nacional. (EFE)
El actor Imanol Arias, a su salida a la Audiencia Nacional. (EFE)

Imanol Arias vuelve a aparecer en la declaración de Duato cuando su defensor le pregunta por las razones que llevaron a ella y su marido a prescindir, en diciembre de 2014, de la estructura societaria con la que habían funcionado desde 2007. “La verdad es que la razón fundamental es que vemos cómo le ha ido a Imanol Arias y perdemos un poco la confianza en esas actuaciones”. Después, el letrado le pregunta si consideraron entonces que ese entramado ya no les era de ninguna utilidad. “Ni útil, ni rentable ni nada”, responde Duato.

Hacienda inspeccionó a Arias en 2013 por supuestos impagos en su IRPF de los años 2009 y 2010. Previamente había sido objeto de otra comprobación tributaria por los ejercicios de 2005, 2006 y 2007. Por esos procedimientos, el actor debe 2,7 millones de euros que hasta el momento no ha pagado por estar pendiente de los recursos que interpuso contra ellos. Ahora se enfrenta a cinco delitos fiscales por haber defraudado supuestamente 2,1 millones entre 2010 y 2014. En total, sea administrativamente o por lo penal, la Agencia Tributaria reclama al coprotagonista de ‘Cuéntame’ más de 4,9 millones de euros. 

Loading...