Inicio España DyJ pide al juez corroborar que la «marca criminal» de ‘Txeroki’ era...

DyJ pide al juez corroborar que la «marca criminal» de ‘Txeroki’ era poner una barra de pan en los coches bomba

La asociación de víctimas amplía la querella con la que busca reabrir la causa por el atentado en Ondarroa

MADRID, 16 Jun. (EUROPA PRESS) –

La Asociación Dignidad y Justicia (DyJ) ha solicitado al juez de la Audiencia Nacional Alejandro Abascal que corrobore que el ex jefe de ETA Garikoitz Aspiazu Rubina, alias ‘Txeroki’, tenía una «marca criminal» que consistía en colocar una barra de pan en el salpicadero de los coches bomba a usar en los atentados perpetrados por la organización terrorista, entre ellos el perpetrado el 21 de septiembre de 2008 contra una comisaría de la Ertzaintza en Ondarroa (Vizcaya).

En un escrito, al que ha tenido acceso Europa Press, Dignidad y Justicia explica que «la barra de pan en el salpicadero» era el muy singular ‘modus operandi’ y ‘marca criminal’ del querellado Txeroki y de su ZUBA», el órgano ejecutivo de ETA.

La asociación de víctimas indica que se usó en el atentado de Ondarroa, que dejó 18 heridos y cuantiosos daños materiales, y en el llevado a cabo un día después con otro coche bomba contra el cuartel de la Guardia Civil de Santoña (Cantabria), que se saldó con una víctima mortal.

Detalla que la sentencia dictada el 14 de octubre de 2013 por la AN por el atentado en Santoña recogía expresamente que «desde Francia la organización les proporcionó un vehículo Peugeot 307 cargado con material explosivo» que los etarras «reconocieron porque tenía una barra de pan en el salpicadero».

«Es decir: también en relación a aquel otro atentado, en otra localidad (Santoña) y por otro ‘comando’ (…) se viene a reconocer un idéntico y exacto ‘modus operandi’ centralizado de la ‘barra de pan y en el salpicadero'», sostiene.

Hace hincapié en que, aunque «podía ser una barra de pan, pero en los asientos de atrás, por ejemplo», «siempre» estaba colocada en el salpicadero, algo «inconfundible». «Era ‘la señal’, totalmente exacta», afirma.

Para Dignidad y Justicia, se trata de «un fuerte indicio racional» de «la centralización y planificación superior desde la ZUBA de su propia presunta implicación criminal en ambos hechos».

ANALIZAR LAS ‘KANTADAS’

No obstante, solicita al responsable del Juzgado Central de Instrucción Número 1 que encomiende a la Policía Nacional y a la Guardia Civil que analicen las ‘kantadas’ (confesiones), las declaraciones en sede policial y judicial y «otros documentos e indicios que correspondan» para que determinen en cuántos atentados con explosivos perpetrados bajo la jefatura de ETA de ‘Txeroki’ se usó esta «señal», a fin de corroborar que era su «marca criminal».

Dignidad y Justicia cree que este «indicativo criminal» podría ser «de gran ayuda» para advertir la «dimensión real» de la implicación de una ZUBA que hasta ahora no se ha visto enjuiciada «nunca, ni una sola vez, bajo ninguna forma de responsabilidad de nuestro Código Penal, por toda esa serie de atentados bomba cuyos coches bomba presuntamente facilitaba una y otra vez a sus comandos acompañado de su correspondiente barra de pan, como los casos de Ondarroa o Santoña».

De esta forma, la asociación de víctimas viene a reforzar la querella que presentó el pasado mes de marzo contra ‘Txeroki’ y los otros presuntos integrantes de la ZUBA de la época –Aitzol Iriondo, ‘Gurbitz’ o ‘Barbas’; Mikel Carrera, ‘Ata’; y Ainhoa Ozaeta, ‘Kuraia– por el atentado en Ondarroa al considerar que de ellos partió la orden que lo propició. Por este ataque terrorista ya fueron condenados los etarras Asier Badiola e Ibon Iparraguirre como autores materiales.

Publicidad