El Gobierno considera que no cabe la investidura telemática

11.01.2018 11:31 h.

3 min

El Gobierno ha realizado un informe en el que concluye que no es posible realizar la investidura del nuevo presidente de la Generalitat a distancia. El documento descarta la vía telemática al considerar que el reglamento del Parlament no contempla esta opción. En concreto, el texto se refiere al artículo 146.1, según el cual el candidato a la presidencia debe presentar su programa de gobierno y solicitar la confianza del pleno.

Esto debe hacerse “desde la tribuna o desde el escaño”, lo que “parece expresamente impedir la intervención frente al pleno de la Cámara que se realice desde cualquier otro sitio”, interpreta el Ejecutivo. El análisis también presta atención al carácter personalísimo de la presentación y al artículo 4.1, que obliga a los parlamentarios a asistir.

Estatuto y Ley del Régimen Jurídico del Sector Público

El Estatuto de Autonomía también hace referencia a la presencia física de los miembros del Gobierno. En el artículo 73.2 indica que el Parlamento puede requerir su asistencia a los plenos y las comisiones. “Si se permite una investidura telemática, nada impedirá que el resto de los debates (que son de menor importancia para la propia existencia de la legislatura) se puedan realizar sin necesidad de presencia física de sus intervinientes”, avisa el Ejecutivo.

Además, el texto del Gobierno incluye el artículo 9 de la Ley del Régimen Jurídico del Sector Público: “En ningún caso podrán ser objeto de delegación las competencias relativas a: a) Lo asuntos que se refieran a relaciones con la Jefatura del Estado, la Presidencia del Gobierno de la nación, las Cortes Generales, las presidencias de los Consejos de Gobierno de las comunidades autónomas y las Asambleas legislativas de las comunidades autónomas”. 

Aunque todavía no se ha hecho público el informe oficial, se prevé que los letrados del Parlament también descartarán la opción de la investidura a distancia. Junts per Catalunya y ERC acordaron el martes el apoyo de los republicanos a una investidura de Puigdemont, siempre y cuando los servicios jurídicos de su partido lo consideraran una posibilidad viable. 

Loading...