El juez cita a Juana Rivas, que se expone a orden de detención, y al padre de sus hijos

Actualizado 08/08/2017 7:51:52 CET

GRANADA, 8 Ago. (EUROPA PRESS) –

El Juzgado de Instrucción 2 de Granada ha citado este martes a Juana Rivas, la vecina de Maracena (Granada) que permanece en paradero desconocido desde que incumpliera el miércoles 26 de julio la orden judicial de entregar a sus hijos al padre, condenado en 2009 por un delito de lesiones en el ámbito familiar, y a este último, en el marco de las diligencias abiertas por la vía penal para dirimir si ella ha podido incurrir en un delito penal de retención ilícita de menores.

Según las fuentes judiciales consultadas por Europa Press, si la madre de Maracena no compareciera, se expone a una orden de detención y presentación que el juez dictaminaría al objeto de dar con su paradero, y poder restituir a los menores a su progenitor, residente en Italia, país que reclama la vuelta al domicilio familiar de estos niños de once y tres años.

La cita está prevista para las 10,00 horas en el edificio judicial de Caleta, donde tiene su sede el Juzgado de Instrucción 2 de Granada, que se ha declarado hábil para este caso en el mes de agosto, después de que, en labores de guardia el pasado viernes 28 de julio, abriera diligencias previas para averiguar si la madre de Maracena ha podido cometer posibles delitos de desobediencia a la autoridad judicial; de sustracción interparental de menores y de violencia psicológica habitual contra los hijos, como apuntó la defensa de su expareja, Francesco Arcuri, que había solicitado al Juzgado de Primera Instancia número 3 de Granada medidas cautelares contra Rivas, entre ellas una orden de búsqueda internacional, que este juez denegó.

Sí realizó un auxilio a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado para que busquen a los menores tanto en Maracena como en aquellos lugares donde puedan encontrarse, después de que se le comunicara que Juana Rivas no había comparecido con ellos en el Punto de Encuentro Familiar de Granada donde debían ser recogidos por su progenitor. También derivó el caso al juzgado de guardia al objeto de estas diligencias que dieron lugar a la citación de este martes de ambas partes, en presencia de sus abogados.

Las fuentes judiciales consultadas por Europa Press señalan que el Convenio de La Haya de 1980 suscrito por España estipula la normativa a seguir en casos de posible sustracción internacional de menores. Italia ordenó la entrega de los niños, tras el periodo estipulado desde mayo de 2016 en que Juana Rivas, con el consentimiento del padre, estuvo con ellos en Maracena (Granada).

Sin entrar en el fondo del asunto, –en el que está pendiente de traducción y envío a los tribunales italianos de una nueva denuncia de Rivas por malos tratos ante los juzgados españoles, aprovechando este periodo en su país–, la vía penal trata de dirimir si la madre de Maracena ha podido incurrir en un supuesto delito de retención ilícita de menores, al no restituir a los mismos, según pidió la Audiencia Provincial de Granada siguiendo la solicitud de Italia, y la normativa internacional vigente.

Según estas mismas fuentes, si Rivas, que permanece en paradero desconocido, comparece y restituye a los menores, puede verse beneficiada por una rebaja de petición de pena en caso de que se tenga que enfrentar a la misma por algún posible delito, así como no verse expuesta a medidas cautelares. Las mismas fuentes han apuntado a que, en este punto del proceso, la razón de no haber tenido conocimiento de la citación judicial, podría carecer de validez al estar en vigor el auxilio solicitado a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

Coincidiendo con la cita judicial, considerada clave en este caso que tiene varios frentes abiertos, entre ellos un incidente excepcional de nulidad por la vía civil en la Audiencia Provincial, hay prevista una concentración a partir de las 9,00 horas de este martes frente a los juzgados de Caleta, de la asociación ‘Granada por la custodia compartida ya’. Un portavoz de esta entidad ha indicado a Europa Press que su intención no es tanto reivindicar la posición de Francesco Arcuri en este proceso, sino “los intereses de los menores” frente a la repercusión mediática del mismo.

El caso de Juana Rivas ha alcanzado una gran notoriedad mediática, con campañas en las redes sociales promovidas por grupos a su favor, como la que se dio a conocer con la etiqueta ‘Juana está en mi casa’ después de que incumpliera la orden judicial por la que había de devolver sus hijos a Arcuri.

Loading...