El presunto espionaje de los Mossos d’Esquadra llega a los tribunales

El secretario general de Sindicato de Policías de Cataluña (SPC), David José, ha presentado este martes una querella contra los Mossos d’Esquadra. Asegura que los agentes del cuerpo de seguridad catalán le persiguieron tanto a él como a su familia, incluso a su hijo menor de edad y a su exmujer.

Busca con este gesto “depurar la responsabilidad de las personas que, al margen de la actividad judicial, han usado recursos públicos” para obtener información sobre sus hábitos. José ha comparecido ante los medios junto a su abogado, José María Fuster-Fabra, que ha interpuesto una segunda querella. Asegura que también ha sido víctima de presuntos seguimientos ilegales de los agentes catalanes.

Documentación que se intentaba incinerar

Ambos supieron que habían sido objetivo de la supuesta red de espionaje de los Mossos a conocer a través de los medios. Sus causas habrían aparecido entre la documentación que intervino la Policía Nacional a los agentes catalanes frente a una incineradora el pasado 26 de septiembre.

Además de los denunciados, también se ha apuntado a que los seguimientos incluirían a políticos de la oposición en Cataluña. Un extremo que no ha sido confirmado.

Información requerida

El secretario general del sindicato policial indica que no es la primera ocasión que su organización es objeto de espionaje. Indica que “hace años” que tiene constancia que van detrás del SPC. Apunta a que el Centro de Seguridad de la Información de Cataluña (Cesicat), dependiente de la Generalitat, estaría detrás del pirateo a su página web.

José ha rechazado de forma vehemente el seguimiento a su familiares. Fuste-Fabra, por su parte, ha detallado que como no se conoce la identidad de las personas que presuntamente ordenaron los espionajes se ha requerido tanto a los Mossos d’Esquadra como a la Policía Nacional que aporten toda la información que tengan al respecto al tribunal. 

Loading...