Inicio España El presupuesto de Defensa sube el 6,5 por ciento, el 8,4 si...

El presupuesto de Defensa sube el 6,5 por ciento, el 8,4 si se incluyen fondos europeos y se cumplirá con la OTAN

La ministra de Hacienda asegura que el incremento de las inversiones de este Ministerio será del 25 por ciento y se crearán casi 23.000 empleos

MADRID, 4 Oct. (EUROPA PRESS) –

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha explicado hoy que el presupuesto del Ministerio de Defensa para 2023 subirá un 6,5 por ciento en relación con el del año en curso, pero será del 8,4 por ciento si se incluyen los fondos europeos. Además, ha dejado claro que España cumplirá con los compromisos de Pedro Sánchez con la OTAN de aumentar el gasto en defensa hasta el 2 por ciento del PIB para el periodo 2027-2029 y destaca que la inversión de este ministerio crecerá el próximo año un 25 por ciento, con la que se podrán crear casi 23.000 empleos.

Así se ha pronunciado la ministra durante su intervención en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, en el que se ha aprobado el proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado para 2023, que se enviará al Parlamento para su tramitación.

Montero ha tomado la iniciativa para explicar el presupuesto del Ministerio que dirige Margarita Robles adelantándose, ha dicho, a las preguntas. Así, ha expuesto que «sin incluir los programas especiales de modernización», el Ministerio de Defensa aumenta sus recursos en un 6,5 por ciento, cifra que se incrementa hasta el 8,4 si incluimos los fondos europeos.

AUMENTO POR DEBAJO DE DERECHOS SOCIALES O DE IGUALDAD

La citada subida del 6,5 por ciento está, según María Jesús Montero, «muy en línea con el resto de Ministerios y muy por debajo de otros ministerios de carácter social», como el de Derechos Sociales, cuyo presupuesto crece en el entorno del 18 por ciento, o el de Igualdad, cuyo aumento está en el entorno del 14 por ciento.

Es decir, que con ese aumento del gasto del Ministerio lo que se está acometiendo es la subida salarial de los miembros de la tropa y de las Fuerzas Armadas. El resto del presupuesto, ha insistido, no compite con el gasto no financiero.

Sin embargo, ha añadido que la política en Defensa sube más si se contemplan los programas especiales de modernización de las Fuerzas Armadas y que no computan en el límite del gasto no financiero.

Estos programas especiales que modernizan las FAS y que se computan en distintas anualidades, asciende para 2023 a 4.900 millones. La mayor parte de esta cifra se corresponde a contratos para la industria nacional con los que se esperan crear 22.667 empleos de forma directa o indirecta.

Además, la ministra ha cifrado en un 25 por ciento de aumento la inversión del Ministerio y ha aclarado que el hecho de que la partida de modernización no esté dentro del límite del gasto no financiero no significa que no esté en el presupuesto de Defensa.

Montero ha precisado que se está refiriendo a la carga de trabajo de Navantia, Airbus, a compañías que desarrollan el trabajo dentro de España como Indra y otras que tienen claros convenios con el Ministerio de Defensa y que se benefician de creación de tecnologías híbridas, que tienen valor añadido para otro tipo de conocimiento y de materias que se desarrollan en otros ámbitos del sector productivo.

«Invertir en tecnología es invertir en I+D+I y en muchos sectores de vanguardia que luego son punta de lanza para otras áreas digitales y de otro tipo que son tan importantes», ha apostillado.

«SUPERAR VISIÓN EXCESIVAMENTE MILITARISTA DE GASTOS DE DEFENSA»

Dicho esto, la ministra ha apostado por superar esa «visión» que a veces se tiene «excesivamente militarista sobre los gastos en Defensa».

En cuanto al compromiso de Pedro Sánchez con la OTAN para aumentar hasta el 2 por ciento del PIB el gasto en Defensa, ha dejado claro que «los compromisos del presidente se cumplen». «Parece muy importante tenerlo en cuenta», ha recalcado antes de insistir en que el presidente es el máximo responsable de estas cuentas públicas y cuando compromete su palabra, «los presupuestos le dan cobertura a ese cumplimiento de su palabra».

Así, ha insistido en que España comprometió que el gasto en defensa se situaría en los términos de la OTAN a lo largo de los próximos años y por tanto llegando a ese horizonte en los años 2027-2029.

«Si el ritmo de crecimiento de los presupuestos sigue esta senda en los próximos años y seguro que sí, por que ojalá que este Gobierno pueda seguir desarrollando estos presupuestos, tendremos la posibilidad de cumplir con algo tan importante como nuestra aportación a la seguridad internacional».

Publicidad