Inicio España El PSOE reprocha a Podemos su «equidistancia» y sus excusas para no...

El PSOE reprocha a Podemos su «equidistancia» y sus excusas para no apoyar la ampliación de la OTAN

La oposición incide en la división en el Gobierno ante la aprobación de la entrada de Finlandia y Suecia

MADRID, 15 Sep. (EUROPA PRESS) –

El PSOE ha reprochado tanto a Podemos como a sus socios de investidura la «equidistancia» que parecen mantener en relación con la invasión rusa de Ucrania y que estén usando esta cuestión como «excusa» para criticar a la OTAN y no respaldar por ello la entrada de Finlandia y Suecia en esta organización.

Así se lo ha hecho ver el portavoz del PSOE, Sergio Gutiérrez, durante el debate en el Congreso de los Diputados para la ratificación de la adhesión de estos dos países a la Alianza Atlántica y que, partidos como Podemos o EH Bildu, han aprovechado para arremeter contra esta organización, a la que han tildado de «belicista» y para denunciar que no se están haciendo esfuerzos para la paz en Ucrania.

El portavoz socialista ha defendido que se no se puede ser equidistante «ante el sufrimiento de otros pueblos, entre agresores y agredidos, entre los invasores e invadidos, entre los amenazados y los que amenazan».

En este sentido, les ha reprochado que se hayan aferrado al «mantra» de que de lo que se debería de hablar es de paz pero no hayan propuesto «ninguna idea sobre cómo conseguirla sin provocar la rendición del pueblo ucraniano», a no ser que «no tengan una idea para conseguir la paz sino un eslogan, no tengan una solución sino una excusa».

En momentos como los actuales, «tenemos que ser serios», les ha dicho, subrayando que si los finlandeses y los suecos quieren entrar ahora en la OTAN y dejar atrás su tradición de neutralidad no es porque «les han entrado ganas belicistas» sino porque se sienten amenazados por Vladimir Putin.

CRÍTICAS DE LA OPOSICIÓN

Este ha sido precisamente el principal argumento esgrimido por todos los grupos que votarán a favor de la entrada de ambos países en la Alianza, si bien desde la oposición se ha hecho especial hincapié en el hecho de que los socios de Gobierno del PSOE no lo vean de este modo.

En opinión del portavoz del PP, Pablo Hispán, el hecho de que Unidas Podemos no vaya a votar a favor demuestra que Pedro Sánchez «solo es presidente de una parte del Gobierno» y que estamos ante «un capítulo más de las extravangancias a las que nos tiene acostumbrados».

Hispán también ha incidido en la división mostrada respecto al envío de armas a Ucrania o respecto al compromiso de Sánchez de elevar el gasto en defensa al 2% del PIB y ha denunciado que Podemos y el resto de socios parlamentarios solo apoyan al PSOE cuando se trata de «debilitar al Estado» pero cuando es para fortalecerlo como ahora solo pueden contar con el PP.

Por su parte, el portavoz de Vox, Alberto Asarta, ha sostenido que la OTAN es una «herramienta defensiva y disuasiva, necesaria y decisiva no solo durante la Guerra Fría sino durante el periodo posterior y también en la actualidad».

Sin embargo, la extrema izquierda española «continúa con su discurso obsoleto, casposo y rancio» en lugar de rectificar como en su momento hizo el presidente Felipe González, que de rechazar la entrada en la Alianza pasó luego a defender la permanencia en el referéndum de 1986.

A su vez, el portavoz de Ciudadanos, Miguel Ángel Gutiérrez, ha lamentado que lo que debería ser un mero trámite puesto que suecos y finlandeses ya han decidido que quieren entrar en la OTAN sea aprovechado por algunos para cuestionarlo e intentar enmendarlo «desde esa superioridad moral, tan de la izquierda, de decirle a los ciudadanos que se equivocan y cómo son en realidad las cosas».

«Siendo esto democráticamente cuestionable lo peor es la equidistancia y equiparación sucia y vomitiva de confundir a víctimas con verdugos», ha lamentado, recordando que son los mismos que no condenan a los asesinos de ETA y que piden su acercamiento a las cárceles vascas.

Entretanto, el portavoz de Unidas Podemos, Gerardo Pisarello, ha confirmado que no votarán a favor. «Que Suecia y Finlandia tomen la decisión que consideren adecuada pero no será en nuestro nombre», ha sostenido, tras criticar duramente a la Alianza y también a la UE, «que se fundó con el objetivo declarado de buscar la paz y está haciendo poco o nada para parar la guerra».

También el portavoz de EH Bildu, Jon Iñarritu, ha cuestionado a la OTAN como organización y ha dicho que la guerra en Ucrania no se resuelve ni con ella ni con el envío de más armas. En este sentido, ha adelantado que aunque respetan la decisión de finlandeses y suecos de entrar puesto que «son estados soberanos» no lo respaldarán.

El único que ha confirmado en el pleno que votará en contra ha sido el diputado de BNG Néstor Rego, quien ha aprovechado para cuestionar los planes de Sánchez de aumentar el gasto en defensa, advirtiendo que se hará en detrimento de más gasto social y pidiendo al Gobierno que pregunte a los españoles si quieren «más bombas o más escuelas».

En los pasillos del Congreso, el portavoz de ERC, Gabriel Rufián ha recordado su posición crítica con la OTAN pero subrayando el derecho a la «autodefensa» de cualquier Estado, «incluido Ucrania», y también el «escrupuloso respeto» de su formación a las «soberanía» de los dos países nórdicos.

Publicidad