El secreto más doloroso y mejor guardado de Jorge Fernández Díaz

Fue, junto con José Ignacio Wert, titular de Educación, el ministro más criticado de la primera legislatura de Mariano Rajoy.

Jorge Fernández Díaz, titular de Interior y hoy presidente de la Comisión de Peticiones en el Congreso de los Diputados, ha revelado un episodio personal del que hasta ahora, salvo su círculo más íntimo, nada se sabía.

Y es que justo hace un año, en vísperas de las elecciones generales del 20 de diciembre de 2015, al ya exministro le diagnosticaron cáncer de hígado, tal y como cuenta este 10 de diciembre de 2016 El Español.

La noticia fue guardada como si se tratara de uno de los grandes secretos de su ministerio. Nada trascendió hasta que hace unos días, a finales de noviembre de 2016, se conocía que se había sometido a una intervención quirúrgica. Fueron dos duras y largas operaciones consecutivas en dos días seguidos. Ahora está a la espera de los resultados y de ver cómo responde su organismo.

Suele suceder así: una visita al médico, una pregunta que parece fuera de lugar, más análisis de los previstos… Fue en una revisión rutinaria como Fernández Díaz supo de su dolencia. El diagnóstico -“tiene un cáncer de hígado”- le dejó bloqueado por unos segundos al serle comunicado. Inmediatamente, decidió seguir adelante, sin abandonar sus tareas políticas.

El médico y algunos allegados le aconsejaron que dejara el puesto de ministro y mantener, como mucho, el acta de diputado, en una posición política de segundo nivel. Tenía que enfrentarse a un tratamiento de quimioterapia y radioterapia que le dejarían tocado. “No quiso parar. Se había comprometido y no quería fallar a nadie”, explica una persona de su máxima confianza.

Loading...