España y México mantendrán a sus embajadores en Venezuela y apuestan por el diálogo

Los ministros de Asuntos Exteriores de España y México, Alfonso Dastis y Luis Videgaray, se mostraron este jueves contrarios a adoptar medias diplomáticas en relación con Venezuela, como podría ser la llamada a consultas de sus embajadores en Caracas, para no contribuir a alimentar la tensión en ese país.

Dastis y Videgaray comparecieron conjuntamente ante la prensa, tras presidir la XII Comisión Binacional entre España y México, y al ser preguntados por el deterioro de la situación en Venezuela, donde el miércoles murieron tres personas en las manifestaciones celebradas en distintos puntos del país, reiteraron su apuesta por el diálogo entre las partes para tratar de alcanzar -coincidieron- «un acuerdo político fruto de ese diálogo entre los venezolanos».

Por ello, descartaron elevar algún tipo de protesta diplomática ante el Gobierno de Maduro, como convocar a su embajadores en Madrid o Ciudad de México o llamar a consultas a sus respectivos embajadores en la capital venezolano. Ambos ministros consideraron que es más útil que sigan en Caracas para observar la evolución de los acontecimientos y Dastis se mostró partidario de evitar «medidas que contribuyan a acrecentar la tensión».

Elecciones cuando toca

Videgaray, por su parte, añadió que, en la actual situación, es preferible mantener un vínculo diplomático con el Gobierno de Nicolás Maduro, e insistió en que es prioritario prevenir que se produzcan nuevos episodios de violencia como los vividos este miércoles y lograr una solución pacífica al conflicto. En concreto, el canciller mexicano, recordó que para restablecer la normalidad democrática en Venezuela es necesario que se celebren las elecciones cuando toca, que se devuelvan plenamente sus funciones a la Asamblea Nacional y que se libere a los presos políticos.