Forcadell declara por segunda vez ante el TSJC

La presidenta del Parlament, Carme Forcadell, comparece hoy por segunda vez ante el Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC) investigada por un supuesto delito de desobediencia al haber permitido que el pleno votara dos resoluciones soberanistas, entre ellas el apoyo a un referéndum sobre la independencia.

Lo hará después de que la magistrada Maria Eugènia Alegret la haya citado tras admitir una querella de la Fiscalía Superior de Catalunya contra ella y contra otros tres miembros de la Mesa –Lluís Corominas, Anna Simó y Ramona Barrufet (JxSí)–, a los que luego el tribunal sumó a Joan Josep Nuet (Sí que es Pot), también como investigado.

La presidenta de la Cámara catalana abrirá la ronda de interrogatorios a las 9 horas, que continuarán con la comparecencia de Simó, prevista para las 11 horas; el resto de los querellados comparecerán ante el tribunal en los próximos días.

La presidenta del Parlament acudirá al Palau de Justícia arropada por el president Puigdemont

Forcadell acudirá al TSJC arropada por el president de la Generalitat, Carles Puigdemont, miembros del Govern, representantes de JxSí, Sí que es Pot y la CUP, alcaldes, concejales, representantes de la sociedad civil y por los ciudadanos que acudan a la concentración convocada por la Assemblea Nacional de Catalunya (ANC), Òmnium Cultural, la Associació de Municipis per la Independència (AMI) y la Associació Catalana de Municipis (ACM).

En esta comitiva también está prevista la presencia del expresident de la Generalitat Artur Mas y el exdiputado del PDECat Francesc Homs, sobre quienes pesan penas de inhabilitación relacionadas con el proceso soberanista, y de los expresidentes del Parlament Ernest Benach, Núria de Gispert y Joan Rigol.

Esta querella de la Fiscalía se centra en una resolución del Pleno del 6 de octubre del 2016 que insiste en la capacidad de Catalunya para la autodeterminación, insta al Govern a celebrar un referéndum vinculante “con una pregunta clara y de respuesta binaria”, pone un límite para su celebración y crea una comisión para el seguimiento del proceso de autodeterminación, entre otros puntos.

Albiol inicia su campaña contra el proceso

La Fiscalía cree que al haber permitido votar y aprobarla, Forcadell, Corominas, Simó y Barrufet pusieron “en evidencia su voluntad inequívoca e irreversible de llevar adelante su proyecto político por la fuerza de los hechos consumados, con total desprecio a la Constitución de 1978”.

La Fiscalía había dejado fuera de la querella a Nuet, pese a que había permitido por dos veces con su voto que se incluyeran en el orden del día del pleno propuestas vinculadas con la independencia y lo justificó porque él “no pretendía como los querellados incumplir los mandatos del Tribunal Constitucional”; luego, el TSJC decidió citarlo también a declarar como investigado.

Ante el tribunal, Forcadell anunció que defenderá la necesidad de proteger la inviolabilidad parlamentaria como principio que garantiza la libertad de expresión y el derecho de participación en política.

En una entrevista al canal 3/24, la presidenta del Parlament afirmó que es una “anomalía” que los miembros de la Mesa de un parlamento democrático deban declarar por realizar sus funciones, y calificó como “el juego de los disparates” que, en un primer momento, Joan Josep Nuet no fuera citado como investigado “por no ser independentista” y posteriormente el tribunal cambiara de criterio. También señaló que la “inviolabilidad parlamentaria” es una garantía democrática reconocida internacionalmente para que los diputados puedan expresarse sin la intervención de otros poderes y ha asegurado que lo que les ocurre es algo “único” porque: “El TC quiere que nos autocensuremos y nosotros eso no lo haremos”.

Loading...