Inicio España Francisco Martínez recurre la admisión de la querella de Podemos por presuntas...

Francisco Martínez recurre la admisión de la querella de Podemos por presuntas investigaciones extrajudiciales

Pide la deducción de testimonio contra el partido y sus abogados por delitos de descubrimiento y revelación de secretos

MADRID, 26 Feb. (EUROPA PRESS) –

El ex secretario de Estado de Seguridad Francisco Martínez ha recurrido la decisión del juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz de admitir a trámite parcialmente la querella de Podemos contra la cúpula de Interior con el PP por las presuntas investigaciones prospectivas y ajenas al control judicial sobre los cargos de la formación ‘morada’.

En un escrito, recogido por Europa Press, los letrados Juan Antonio Frago y Verónica Suárez -que ejercen la representación de Martínez_aseguran que la formación morada ha incurrido en delitos de descubrimiento y revelación de secretos al incorporar en su querella una serie de chats extraídos del teléfono del ex secretario de Seguridad, y que constaban en una de las líneas de investigación del ‘caso Villarejo’.

En concreto, la defensa de Martínez recuerda que el juez que investigó ‘Kitchen’, el operativo parapolicial puesto en marcha supuestamente con el objetivo de sustraer al ex tesorero del PP Luis Bárcenas material relacionado con la investigación judicial del caso ‘Gürtel’, acordó en su día eliminar de la causa esas conversaciones.

Por eso, en su escrito piden al juez Pedraz que archive las actuaciones y que, previamente, acuerde «la deducción de testimonio contra Podemos, los abogados y procuradora firmantes de la querella por delito de descubrimiento y revelación de secretos y de secretos oficiales», explicando que «tales chats constituyen la base de la querella admitida a trámite».

Fue el pasado jueves cuando el titular del Juzgado Central de Instrucción Número 5 admitió la querella de forma parcial y en línea por lo solicitado por la Fiscalía, rechazando investigar al exministro del Interior Jorge Fernández Díaz, al exdirector general de la Policía Nacional Ignacio Cosidó y a otros responsables policiales.

Cabe recordar que la querella se presentó por delitos de organización criminal, apoderamiento y revelación de secretos, prevaricación administrativa y falsedad documental. También se presentó por malversación y por delito contra las instituciones del Estado, aunque el magistrado desecha estos dos últimos delitos al no poder ser subsumidos ambos tipos penales en los hechos relatados.

En su escrito, Podemos señalaba que los querellados, bajo el liderazgo del entonces secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, «se ocupaban de realizar investigaciones prospectivas y ajenas a cualquier interés policial, no bajo control judicial o del Ministerio Fiscal sobre las personas que conformaban la organización política».

Además, la formación apuntaba que Martínez daba cuenta periódicamente al ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, con capacidad éste de decisión última, aprovechándose de su condición de autoridad pública y con la colaboración de agentes policiales.

OCHO ACTUACIONES CONCRETAS

El objetivo principal, según el partido, era su posterior filtración a los medios de comunicación bajo el marchamo de fiabilidad de las «fuentes policiales» para desprestigiar ante la opinión pública a la formación, atentando de este modo contra la indemnidad de sus diputados y restantes cargos públicos.

Este modo de operar, indica la querella, se concretó en ocho actuaciones, como la investigación al entonces líder del partido Pablo Iglesias en el informe PISA, la filtración de un documento «falsario» de una cuenta a su nombre en el Euro Pacific Bank Limited o la manipulación de documentos o registros policiales internos para otorgar apariencia de legalidad a la actuación de los querellados.

En su auto, el juez Pedraz explicaba que una vez examinada la querella y verificado que algunos de los hechos serían competencia de la Audiencia Nacional y constitutivos de infracción penal procede su admisión, aunque de forma parcial.

En cuanto a los hechos y personas que inadmitió, el magistrado afirmaba que del relato de la querella no aparece afirmada y sustentada indiciariamente que todos los querellados participaran en sus actuaciones con la finalidad criminal que se imputa.

PIDE INFORMACIÓN A GARCÍA CASTELLÓN

En este sentido, apuntaba, no se aprecia que Fernández Díaz, Cosidó o los excargos policiales Bonifacio Diez Sevillano, José Manuel García Catalán, Manuel Vázquez López y Mariano Hervás intervinieran en la investigación de hechos relativos a diputados con la finalidad delictiva atribuida en la querella y sin el cumplimiento de las normas legales exigidas para realizar una investigación de los diputados.

«Debe señalarse que ni del ministro Jorge Fernández Diaz o del director general de la Policía, Ignacio Cosidó, no se relata más que una suposición de que por los cargos que ostentaban deberían conocer y autorizar los hechos. Dicha imputación es insuficiente para admitir la querella contra los mismos», explicaba el magistrado.

Así las cosas, el magistrado solicitó a su compañero del Juzgado Central de Instrucción Número 6, Manuel García Castellón, información que obra en la macrocausa ‘Tándem’ -conocida como ‘caso Villarejo– como las diligencias relativas al examen del contenido de los mensajes que hubiera en el móvil de Francisco Martínez.

En cuanto a las diligencias solicitadas por Podemos, el magistrado rechazó las declaraciones testificales de periodistas por cuanto se refieren a las fuentes de información de los medios, «no estando obligados a declarar los profesionales del periodismo sobre las mismas».

El juez añadía que tampoco aparece en el relato de hechos que los medios participaran en la difusión de noticias falsas a sabiendas que lo eran, por lo que su actividad está amparada por el secreto profesional y por el artículo 20 de la Constitución, que reconoce el derecho a la información.