Habla el médico que ha roto el búnker ‘indepe’ en la sanidad catalana

Habla el médico que ha roto el búnker independentista en la sanidad catalana. José Ramón García (de 53 años), facultativo especialista en medicina nuclear, inició un movimiento que ha recogido más de 1.300 firmas para “despolitizar” los colegios de médicos, ha obligado a las juntas de Barcelona y Tarragona a reunirse con los impulsores y ha forzado la intercesión del Consejo General de Colegios Oficiales de España.

García, que trabaja en un centro asistencial privado, arrancó el movimiento sin conocer el alcance que ha cobrado el mismo. “Soy el colegiado número 25.436 del Col·legi de Metges de Barcelona (COMB). Desde el referéndum del 1 de octubre, me percaté de que recibía comunicados políticos del organismo”, ha explicado.

“El COMB respaldaba la consulta, bregaba por los partes de heridos del 1-O y rechazaba la aplicación del artículo 155 en Cataluña. Para mí fue demasiado, ya que creo que una organización así debería tener otro cometido”, agrega. 

“La respuesta fue masiva”

Dicho y hecho. García se quejó por escrito al COMB e inició contactos con otros galenos. Montaron un grupo de Whatsapp y empezaron a recoger apoyos.

“La respuesta fue masiva. El primer día teníamos 40 firmas. El segundo día, 130. Hasta ahora, que llevamos más de 1.300”, enumera el profesional.

La recogida se extendió. Médicos del resto de provincias catalanas se sumaron al grupo impulsor.

¿Qué buscan? “La despolitización de los colegios de médicos. No somos una oposición. No vamos contra ninguna junta. Sólo queremos que las instituciones colegiales se ciñan a los asuntos profesionales”, ha remachado.

“El ‘procés’ forzó a posicionarse”

García analiza la situación y, a título personal, cree que “ha sido el procés el que ha forzado a las entidades sociales y organizaciones colegiales a posicionarse”. Ello, agrega, ha sido de forma intencionada.

“Algunos han intentado que el proceso independentista obligara a la sociedad a posicionarse en un sentido u otro. Ello ha sido devastador, ha generado fractura. Yo ya no puedo ir a cenar con algunos colegas de profesión”, ha lamentado.

“Recortes y recuperación de condiciones”

El doctor en Medicina por la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) pide que el COMB y los tres otros colegios catalanes se dediquen a lo que él cree que deberían hacer.

“Luchar por una sanidad de calidad. Esta batalla implica mejoras para los pacientes, pero también para los profesionales”, ha aseverado.

“Con los recortes presupuestarios de legislaturas anteriores, los médicos perdieron muchos derechos. Las plantillas sufrieron lo indecible. Sería hora de que los colegios se dedicaran a dignificar el sector, quizá a promover la profesión sanitaria en actos culturales. Pero en ningún caso deberían entrar en política. Para ello están la ANC y Sociedad Civil Catalana“, ha concluido.

Loading...