Junqueras pedirá el traslado a una cárcel catalana

Oriol Junqueras pedirá ser trasladado a una cárcel catalana de manera que pueda acudir a los plenos del Parlament. También contempla hacerlo si es investido presidente, en caso de que finalmente no lo sea Carles Puigdemont. El líder de ERC formulará esta si tras su comparecencia de este jueves en el Tribunal Supremo todavía continúa en prisión.

Así lo ha anunciado hoy el abogado de Junqueras, Andreu Van den Eynde, en la víspera de la vista convocada por la sala de apelación del Supremo para decidir si mantiene o revoca la decisión del magistrado del alto tribunal Pablo Llarena. El juez avaló la prisión provisional que el 2 de noviembre había acordado la juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela.

Resultado incierto

El abogado ha reconocido que es “incierto” el resultado de la vista de apelación mañana, en la que Junqueras ha pedido estar presente y en la que la defensa alegará que dejarle en libertad no sólo va en apoyo de sus derechos personales, sino de los derechos colectivos. Junqueras, ha sido elegido diputado en las pasadas elecciones del 21D.

El peso de este argumento es “enorme”, ya que el propio magistrado Llarena sostuvo en la resolución en la que confirmó la orden de prisión acordada por Lamela, que esta medida se podía revisar tras las elecciones, según Van den Eynde.

El letrado ha admitido no obstante que, pese a que la sala del Supremo se debe guiar por “criterios jurídicos“, sus integrantes estarán “influidos” por el contexto político y social y por sus circunstancias personales.

Excarcelación o “escenario compatible”

Si la sala de apelación del Supremo no acepta la petición de excarcelación, Junqueras defenderá un “escenario” que sea compatible con el “ejercicio de sus derechos políticos”, con un traslado a una cárcel catalana y con la petición de un permiso para salir de prisión para acudir a los plenos del Parlament.

En este sentido, el abogado ha indicado que si Puigdemont, no puede ser investido president y Junqueras es el elegido, tiene “derecho” a acudir al Parlamento a la sesión de investidura y ser nombrado presidente de la Generalitat.

Por otra parte, el letrado ha indicado que no le ha planteado ninguna recomendación jurídica a su clienta Carme Forcadell, que pagó una fianza de 150.000 euros para salir de la prisión, a la hora de que decida si opta o no a repetir como presidenta del Parlament. Forcadell ha comunicado a ERC, en cuyas listas concurrió el 21D, que aún medita si quiere optar a repetir el cargo, lo que se ha interpretado como una negativa.

Loading...