JxCat, ERC y la CUP quieren que el Parlament apoye los CDR

7

10.04.2018 14:33 h.

3 min

Junts per Catalunya, ERC y la CUP quieren llevar al Parlament una resolución para que el pleno apoye a los Comités de Defensa de la República (CDR). Los partidos independentistas pretenden con esto que la Cámara catalana “se solidarice” con los activistas y denuncie su “persecución judicial” tras las detenciones de este martes por parte de la Guardia Civil y los Mossos d’Esquadra.

Los diputados Francesc de Dalmases (JxCat), Ruben Wagensberg (ERC) y Natàlia Sànchez (CUP) han presentado la propuesta este martes en rueda de prensa. Aseguran que están en conversaciones con otros grupos para conseguir el mayor respaldo posible.

De hecho, el líder de Catalunya en Comú-Podem, Xavier Domènech, ha dicho que protestas como levantar barreras de una autopista nunca pueden ser terrorismo o rebelión”, los dos delitos de los que se acusa a dos de los detenidos.

Sin investidura

La CUP ha aprovechado la ocasión para desvincular este acuerdo sobre los CDR de un posible pacto de investidura. “Hay que distinguir y separar la vía de la acción política que se hace desde las instituciones de la vía antirrepresiva que se hace desde la calle, a través de la movilización”, ha dicho Sànchez.

Estas negociaciones, van “aparte”, ha asegurado en referencia al pleno de investidura que el presidente del Parlament, Roger Torrent, ha convocado para el viernes. Los antisistema aseguran que sólo votarán a favor de investir a Puigdemont, cuando el candidato que se presenta el viernes es su número dos, Jordi Sànchez.

Operaciones contra los CDR

La comparecencia de los partidos independentistas ha llegado tras la detención de este martes de ocho integrantes de los CDR por los incidentes causados durante la Semana Santa en carreteras y peajes catalanes, y en el parque de la Ciutadella el día de la investidura fallida de Carles Puigdemont.

Desde JxCat, Dalmases ha dicho que los arrestos de esta mañana son la “continuidad del momento de excepción democrática”. A ello ha equiparado que dos de los candidatos propuestos hasta el momento –Jordi Sànchez y Carles Puigdemont– no hayan podido ser investidos.