La economía catalana compensa en el resto de España su déficit comercial internacional

El España es un mercado clave para la economía catalana, ya que la posición superavitaria que presenta la balanza comercial con el resto de comunidades autónomas compensa el “fuerte déficit internacional”. Así lo indica el Centro de Predicción Económica (Ceprede) este jueves, la jornada de reflexión previa a las elecciones del 21D, en un estudio sobre el impacto del proceso independentista realizado dentro del proyecto C-Intereg, una estimación sobre la economía nacional que cruza información aportada por los territorios, Datacomex y el Ministerio de Economía.

También remarca la “enorme dependencia que el resto de España tiene de Cataluña y, más concretamente, de su enorme potencial industrial”. Así como la fortaleza que aporta que esté dentro de la Unión Europea.

Dentro de la UE

Señala que hasta la fecha ha sido un imán para las multinacionales por “motivos estratégicos de distinta índole”, ya que las compañías quieren instalar su “ubicación productiva en una región próspera, estable, geoestratégicamente situada en la frontera del core europeo , con unos niveles de capital humano, espíritu emprendedor y estabilidad institucional”.

El estudio de C-Intereg indica asimismo que la mayoría de las exportaciones internacionales vienen del transporte. Gracias en gran medida del potencial de que Seat tiene la sede central en la localidad de Martorell (Barcelona).

“Es importante considerar que buena parte de la actividad exportadora con destino a Alemania en este sector está seguramente asociada a Seat-Volkswgen y empresas satélites”, indica el documento publicado, “una empresa internacional especialmente sensible a la estabilidad política y laboral de los establecimientos productivos”.

Venta de bienes y servicios

Recuerda asimismo que la venta de bienes y servicios desde Cataluña a toda Francia casi igualó en millones de euros a las transacciones que se mantuvieron con Aragón en 2016. Concretamente, se alcanzaron los 10.460,22 millones en el territorio galo y los 9,708,53 millones en la comunidad vecina.

En cuanto al impacto económico concreto del 1-O y la proclamación simbólica de la república catalana en el Parlament, Ceprede reconoce que es complejo discernir estos efectos de las consecuencias de los atentados (con una afectación importante en el turismo) y que los resultados finales “dependen de la duración y crudeza de posibles nuevos episodios de incertidumbre e inseguridad institucional”.

Efectos sobre el PIB

En línea a las estimaciones de BBVA y la AIReF, el escenario de recuperación de Ceprede prevé un impacto negativo del 0,5% en el PIB español que se podría elevar hasta el 1% si la inestabilidad prosigue.

Apunta a que también provocarán “efectos de desbordamiento negativo” en Aragón, la Comunidad Valenciana, la Comunidad de Madrid y Andalucía. Las que realizan mayores intercambios comerciales con Cataluña. 

Loading...