Inicio España La empresa de las campañas del PSOE manchego fraccionó un contrato público...

La empresa de las campañas del PSOE manchego fraccionó un contrato público de 593.000 € en 29 facturas

La Junta de Castilla La Mancha pagó al Grupo Cuadrifolio un importe de 593.000 euros por un evento sobre la cultura del vino fraccionado en 29 facturas distintas. Los pagos se efectuaron durante la presidencia del socialista, José María Barreda.

El propio informe jurídico de la Junta de Castilla La Mancha, al que ha tenido acceso OKDIARIO, destaca “la relevancia” que tiene el “Programa Cultura del Vino”, organizado por la Fundación Tierra de Viñedos, dependiente de esta Comunidad Autónoma. El coste ascendió a 593.000 euros según las cuentas anuales de 2011, pero abarcó el periodo 2010-2011.

“Este programa”, añade el informe, “incluye servicios por montaje de estructuras no permanentes, catas de vino y servicios enológicos, según se definen. Se reproduce este evento en numerosas fechas y en distintas localidades de la Comunidad Autónoma”.

Este volumen de facturación disperso en diferentes facturas responde a que los eventos se realizaron desde mayo de 2010 a mayo de 2011 en distintos lugares de la región y en numerosas fechas; así consta en las facturas mencionadas, no obstante, debe ponerse de manifiesto que las normas de contratación exigen la mayor eficiencia económica y por tanto, de haberse regido por la normativa vigente, lo lógico sería que se hubiera celebrado un solo contrato que aunara todos los eventos, con una previsión inicial de los mismos, pliego de cláusulas administrativas y presupuestos de los mismos” señala la Junta de Castilla La Mancha.

“Por otra parte”, especifica el informe, “en mayo de 2011 se celebraron elecciones autonómicas, siendo la última factura de 23 de mayo de 2011, pero los eventos tuvieron lugar en esas fechas”. A partir de esa fecha, la popular María Dolores de Cospedal se convertía en presidenta regional.

Informe de los servicios jurídicos de la Junta de Castilla La Mancha.

“Por último, cabe destacar”, señala el informe jurídico, “que en el caso del Programa Cultura del Vino, consta facturación a Cuadrifolio Diseño, S.L. y a Emporio Ferial, S.A. Son distintos los conceptos mencionados en las facturas (Cuadrifolio Diseño, S.L. suele contemplar conceptos como: ‘trabajos para organización/realización’; ‘servicios enológicos’; mientras que Emporio Ferial, S.A. factura por el concepto: ‘Cultura del Vino, secretaría técnica, redes y comunicación)’”.

“La falta de documentación acreditativa del contenido exacto de los servicios y trabajos impide concretar en qué consistían” concluye el citado informe de la Junta de Castilla La Mancha.

La Junta pagó sobreprecios del 150%

Tal y como publicaba este diario, la Junta de Castilla la Mancha admite que pagó a la empresa Cuadrifolio contratos con un sobrecoste de hasta el 150%, bajo la presidencia del socialista José María Barreda.

El Juzgado de lo Penal nº 13 de Madrid absolvía la semana pasada al actual director de OKDIARIO, Eduardo Inda y a los periodistas Esteban Urreiztieta, Casimiro García-Abadillo y Santiago González de los delitos de injurias y calumnias que le atribuía el Grupo Cuadrifolio, propiedad de Manuel Téllez, por las informaciones publicadas en el diario El Mundo.

En el mencionado informe de los servicios jurídicos de la Junta de Castilla la Mancha, se denunciaba que se “incrementan sustancialmente los costes proyectados para las Ferias internacionales y las promociones en terceros países”.

“En 2011”, añadía, estaban presupuestados 800.000 euros, mientras que finalmente, se incurrió en gastos de 1.039.788 euros. Por ejemplo, London Wine tenía un presupuesto de 100.000 euros y se incurrió en gastos de 216.303 euros, más de 100% del presupuesto. En concreto, sólo el coste del stand contratado con Cuadrifolio Diseño, S.L. costaba más del presupuesto total: 124.490 €. La Vinexpo de Burdeos incrementó el coste en más de 150%”.

Sorprendentemente, el Ministerio Fiscal en un informe posterior al presentado por los servicios jurídicos de la Junta castellano manchega no apreciaba el citado sobreprecio.