La fiscalía se querellará por rebelión en el Supremo y en la Audiencia Nacional

La Fiscalía General del Estado ha decidido presentar este lunes una doble querella por rebelión contra los artífices de la declaración unilateral de independencia (DUI). Un primera demanda, contra el ya ‘expresident’ Carles Puigdemont, el exvicepresidente Oriol Junqueras y el resto del depuesto Govern se presentará en la Audiencia Nacional, que se sumará a la ya abierta por sedición contra el exjefe de los Mossos Josep Lluis Trapero. Pero habrá una segunda querella en el Tribunal Supremo, la que afecta a presidenta del Parlament, Carme Forcadell, y los miembros de la Mesa Lluís Guinó, Anna Simó y Ramona Barrufet. Joan Josep Nuet, aunque tiene dos querellas por desobediencia, en esta ocasión voto en contra de la tramitación de la DUI.  

El motivo de esta distinción es que los miembros del cesado Ejecutivo catalán acaban de perder el aforamiento tras la disolución del Parlament ordenada desde el Gobierno central. En cambio, los miembros de la Mesa de la Cámara autonómica siguen siendo aforados al pertenecer a la Diputación Permanente, órgano que dirige el Parlament durante el tiempo que está disuelto o de vacaciones. La querella del Supremo la llevará el magistrado Pablo Llarena, que es previsible que no se demore en admitirla, según fuentes jurídicas.

En un principio, se contaba con una única querella en el Supremo, pero la sorpresiva decisión de Mariano Rajoy de disolver el Parlament ha supuesto que el núcleo fundamental de personas contra las que se dirigirá la actuación fiscal ya no sean aforadas. En la Audiencia Nacional ya se investiga por sedición a Trapero, la intendente de la policía autonómica Teresa Laplana y los presidentes de la ANC y Òmnium Cultural, Jordi Sànchez y Jordi Cuixart.

Loading...